Pedro Sánchez anuncia que mañana el Gobierno aprobará la norma que garantiza el subsidio al desempleo para empleadas del hogar

También se ha comprometido a subir el Salario Mínimo Interprofesional

Pedro Sánchez abre el curso político con un encuentro con los ciudadanos en los jardines del Palacio de La Moncloa. “¡Buenos días y bienvenidos a todos” ha dicho Sánchez a los 50 españoles que han escrito al Gobierno para trasladarle las preguntas y cuestiones que les ocupan. Sentados en unas sillas a la entrada del complejo, cinco de ellos, han alzado la voz para explicarle cara a cara las inquietudes que les preocupan.

Tras escuchar la historia de Almudena, que ha explicado que escribió su carta en febrero para según ha indicado trasladar al Gobierno las pésimas condiciones de su sector, el presidente Sánchez ha anunciado que va a dar un paso más en el reconocimiento del derecho al desempleo de las trabajadores de hogar. “Mañana vamos a aprobar la nombra que garantiza subsidio de desempleo para las empleadas de hogar”, ha explicado el jefe del Ejecutivo. Una medida que si bien ya había anunciado, mañana llegará al Consejo de Ministros.

Ha recordado que reconocer los derechos laborales y la dignidad laboral a distintos colectivos es el objetivo de este Gobierno y, además, en el caso de las empleadas del hogar, ha dicho que “lo hacemos a petición de la Organización Internacional del Trabajo (OIT)”.

Además, también se ha comprometido a subir el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en un contexto de alza de precios como consecuencia de la inflación galopante que afecta a toda Europa. Sus intenciones las ha verbalizado en pleno debate público por la subida del SMI, tras hacer hincapié en que “es una de las principales medidas de la redistribución de la riqueza y de la lucha contra la desigualdad”. En este sentido,ha dicho que su intención es situarlo en el 60% del salario medio antes de que finalice la legislatura y ha garantizado la revalorización de las pensiones conforme al Índice de Precios al Consumo (IPC), como se establece por ley.

Utilizando el complejo de La Moncloa como altavoz de los logros de su Gobierno, Pedro Sánchez también se ha referido a la situación económica que atraviesa el país a raíz del alza de los precios de la electricidad como consecuencia de la guerra en Ucrania. Ante esta “incertidumbre” que se vive actualmente ante un contexto “complejo”, el presidente ha sacado pecho delo que dicen los datos económicos que reflejan que la economía española está creciendo a un mayor ritmo que la Unión Europea o las principales economías más desarrolladas.

“No podemos caer en el miedo, la desconfianza y el desánimo”, ha subrayado el presidente, asegurando que España, “cuando actúa unida”, puede “vencer cualquier prueba” y que ahora “lo urgente es proteger a la clase media y sus rentas”.

Para ello, según Sánchez, se han impulsado políticas durante la pandemia y medidas ahora ante el reto que supone la guerra, que son compatibles con una consolidación fiscal que hace que la deuda pública y el déficit público se estén reduciendo”. “Lo peor que podemos hacer es dejarnos llevar por el discurso fácil de pregonar el desastre”, ha remarcado el presidente.

Una gran parte del discurso del presidente del Gobierno se centró en la crisis climática y en un mayor uso de las energías renovables. Pedro Sánchez ha subrayado que “mi sueño es que por primera vez podamos convertir a España en una potencia exportadora de energía verde y no compremos petróleo y gas a ninguna potencia”.

El jefe del Ejecutivo quiere alcanzar ese sueño mediante el hidrógeno verde. “Apostar por las renovables es democratizar la energía”, ha dicho. En este sentido Sánchez ha dicho que “más de un 40 % de los Fondos Europeos” se destinan a la transición energética.