MENÚ
domingo 16 junio 2019
16:32
Actualizado

ACS aumenta un 7,4% los beneficios y cotiza en máximos históricos en Bolsa

La deuda neta se reduce en casi 1.600 millones en los últimos 12 meses hasta los 58 millones (0,0 veces el EBITDA anualizado). Las ventas alcanzaron los 17.777 millones, un 2,2% más

  • Sede de ACS en Madrid
    Sede de ACS en Madrid
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

26 de julio de 2018. 01:37h

Comentada
Jesús Rivasés.  Madrid. 25/7/2018

ETIQUETAS

El Grupo ACS, que preside Florentino Pérez, se destaca en su particular «Champions» empresarial y, al final del primer semetre de 2018, figura al frente de varias clasificaciones. La compañía obtuvo un beneficio neto de 447 millones de euros en los seis primeros meses del año, un 7,4% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior. Además, las ventas del Grupo en todo el mundo alcanzaron los 17.777 millones de euros, con un crecimiento del 2,2%, que se convierte en un 10,1% en términos comparables, si se elimina el efecto de las variaciones del tipo de cambio.

La Bolsa premió ayer, incluso antes de la publicación de los resultados, la trayectoria de la ACS. Las acciones de la compañía, que llegaron a cotizar a 37,82 euros, cerraron –tras los ajustes– a 37,60 euros, lo que representa un máximo histórico de cierre de sesión. Ese precio, además, es un 19,8% superior al de principio de año, lo que coloca a los títulos de ACS a la cabeza de las revalorizaciones de las compañías que cotizan en el Ibex-35, un índice que está en números rojos en lo que va de año, con una caída del 3,39%.

ACS ha terminado el primer semestre de 2018 en una situación financiera de gran solidez. La deuda neta del grupo se ha quedado en 58 millones de euros, una cifra irrisoria y testimonial para una compañía que factura 17.777 y con una cartera de negocio de 69.782 millones de euros, de los que 57.913 corresponden a cartera de obra, con proyectos adjudicados en casi todo el mundo, de los que un 41% están en América del Norte (Estados Unidos y Canadá sobre todo) y el 33% en la zona denominada Asia-Pacífico (Australia y Singapur sobre todo). El resto de la cartera de construcción se divide entre España (11%); Europa, sin contar España, (8%), América del Sur (7%) y África (1%). La distribución de las ventas también es similar y corresponde a la estructura de negocio e implantación de una verdadera multinacional, en este caso española: América del Norte (44%), Asia Pacífico (27%), España (14%), América del Sur (7%), Europa, sin contar España, (6%) y África (1%).

Reducción de deuda

Al final del primer semestre de 2018, ACS se ha despedido de la deuda, algo que justifica, entre otras cosas, su evolución en Bolsa y el apetito de los inversores por sus títulos. En los últimos doce meses, la compañía ha reducido su deuda neta un 96,5%, al pasar de 1.654 millones de euros a sólo 58 millones, que en la práctica significa mantener una posición neta de caja de 136 millones de euros, si se excluye la financiación de proyectos sin recursos para el accionista, aunque en esas cifras no está incluida la financiación puente vinculada a la adquisición de Abertis, ya que la transacción no está definitivamente completada. No obstante, y pendiente de la contabilización final de esa operación, ACS sería la única empresa no financiera del Ibex-35, junto con Inditex, que disfruta de esa envidiable posición, mientras que el resto de empresas incluida en el selectivo español –bancos al margen– acumulan una deuda total que ronda los 180.000 millones de euros. ACS ha dado una vuelta de 180 grados a su situación financiera en los últimos cuatro años, ya que en junio de 2014 acumulaba una deuda de 5.812 millones de euros, que redujo a 3.508 en junio de 2015 –se mantuvo en 2016–, para continuar su caída en 2017 hasta llegar a su actual práctica desaparición.

La construcción, como es lógico, fue la principal actividad del Grupo español y supuso 13.353 millones de euros de los 17.777 millones de ventas en el primer semestre. Y de ellos, el 96%, de la facturación total de esas actividad, es decir, 12.778 millones de euros correspondieron a ventas internacionales, concentradas en los mercados de América del Norte (Estados Unidos y Canadá) y Australia.

Últimas noticias