MENÚ
martes 18 junio 2019
23:06
Actualizado

ACS se consolida como la constructora más global

Por sexto año consecutivo, lidera el ránking de compañías más internacionalizadas de la revista «Engineering News-Record»

  • Imagen aérea de la construcción de uno de los tramos de la autopista I-595, en Florida (EE UU)
    Imagen aérea de la construcción de uno de los tramos de la autopista I-595, en Florida (EE UU)

Tiempo de lectura 4 min.

25 de agosto de 2017. 03:43h

Comentada
Roberto L. Vargas Madrid. 25/8/2017

ETIQUETAS

Construir el mundo. Así podría definirse lo que, en los últimos años, está haciendo ACS. Por sexto año consecutivo, el grupo de construcción e ingeniería lideró en 2016 el ránking de las 250 compañías del sector con mayor negocio internacional que anualmente elabora la publicación especializada «Engineering News-Record» (ENR). La compañía que preside Florentino Pérez sumó una facturación fuera de España de 32.598 millones de dólares. El segundo lugar de esta prestigiosa clasificación lo ocupó nuevamente la constructora alemana Hochtief, filial de ACS, con unas ventas fuera de su mercado doméstico de 22.927 millones de dólares. El podio lo completó la asiática China Communications Construction Group, con una facturación de 21.201 millones de euros fuera de sus fronteras. Cimic, la subsidiaria australiana de la compañía española, también ocupa un lugar destacado, el 17, después de escalar diez posiciones en el último ejercicio tras sumar unas ventas exteriores de 6.730 millones.

ACS ocupa un lugar relevante en todos los mercados en los que está presente. La compañía alcanzó el liderato en Latinoamérica tras desplazar a la constructora brasileña Odebrecht y mantuvo esta privilegiada posición en Estados Unidos por delante de su filial Hochtief. En Asia se mantuvo en segundo lugar sólo por detrás del gigante China Communications. En Canadá ascendió tres posiciones, hasta la cuarta, y en Europa mantuvo el noveno puesto que ya ocupaba en la clasificación previa del ejercicio 2015.

Sectores

Por sectores, ACS es líder en edificación por delante de su filial Hochtief y ocupa el segundo lugar en infraestructuras de telecomunicaciones sólo por detrás de la francesa Vinci. En el resto de líneas de negocio, ha mejorado su posición. En infraestructuras del transporte ha subido al segundo lugar desde el tercero y en infraestructuras hidráulicas se ha impulsado hasta el cuarto lugar desde el séptimo. En infraestructuras energéticas ha escalado del séptimo al sexto lugar, mientras que en las petrolíferas se ha colado en el noveno lugar del «top ten».

Durante el año 2016, el Grupo ACS se adjudicó un buen número de importantes contratos en todo el mundo. En febrero, a través de su filial Dragados USA, ganó el contrato de construcción del Biological Nutrient Removal Project en Sacramento (California) por un importe de 379 millones de euros. Se trata de una infraestructura que tratará y reciclará las aguas residuales recogidas en el condado de Sacramento para devolverlas al entorno natural. En julio, sus filiales Dragados USA y Schiavone Construction, se adjudicó el diseño y la construcción de un túnel en la bahía de Chesapeake, en el estado de Virginia, por 683 millones. En septiembre, la oferta que lideraba Dragados fue la elegida para la ampliación del puerto escocés de Aberdeen, un proyecto valorado en 400 millones de euros.

En el primer semestre del año, la actividad internacional del Grupo ACS siguió ganando terreno. En total, facturó 17.368 millones hasta julio. El 44% de las ventas provinieron de América del Norte, un 20% de Europa, otro tanto de Australia y un 8% de Asia. América del sur aportó el 6% y África otro 2%. La cartera a finales del primer semestre de 2017 ascendía a 65.200 millones de euros, un 5,9% superior a la de hace doce meses a pesar de la depreciación del dólar americano, con una distribución geográfica similar a las ventas actuales. Entre los contratos que se ha adjudicado el Grupo ACS en lo que va de ejercicio está la extensión de una línea de tranvía en la Confederación de Otawa (Canadá) por 492 millones de dólares canadienses o la construcción de la planta potatilizadora de Gamboa (Panamá) por 220 millones de euros.

En líneas de negocio como construcción la internacionalización del grupo es casi total. Las ventas en España apenas han alcanzado el 4% en los seis primeros meses del año, mientras que la cartera sólo llega al 5%.

Últimas noticias