MENÚ
martes 21 mayo 2019
16:53
Actualizado

Sánchez y Bolsonaro, las novedades del Foro de Davos comparten debut

Debutantes en el Foro Económico Mundial, el español procurará no coincidir en una mesa con el brasileño.

  • Davos es una pequeña ciudad alpina Suiza donde todos los inviernos se reúnen los grandes líderes políticos y económicos del mundo
    Davos es una pequeña ciudad alpina Suiza donde todos los inviernos se reúnen los grandes líderes políticos y económicos del mundo

Tiempo de lectura 4 min.

22 de enero de 2019. 01:25h

Comentada
Jesús Rivasés .  22/1/2019

Pedro Sánchez, como nuevo presidente español, es una de las novedades del Foro Econòmico Mundial, que todos los años se celebra en la remota localidad suiza de Davos y este año entre el 22 y 25 de enero. Jair Bolsonaro, el todavía más reciente presidente brasileño, es otro de los debutantes, en uno de los considerados «sactas santorum» del capitalismo, criticado por muchos, pero al que casi nadie se resiste a asistir cuando es invitado, aunque hay excepciones. Mariano Rajoy, por ejemplo, nunca acudió a la localidad helvética; siempre dejó que lo hiciera en su lugar Soraya Sáenz de Santamaría, más políglota que el expresidente, y arropada por Ana Botín, presidenta del Santander, habitual del Foro, y que tenía una gran sintonía con la exvicepresidenta.

Pedro Sánchez, el primer presidente español sin complejos idiomáticos –con la excepción del breve Calvo Sotelo–, quiere aprovechar el Foro de Davos para consolidar su imagen de estadista, siempre con la mirada puesta en el consumo interno español. Por eso, intentará evitar el llamado «error Zapatero.». Su predecesor, gracias a los buenos oficiones de Bernardino León, y pesar de sus carencias en idiomas, logró ser invitado al Foro en 2010. El problema fue cuando apareció en el mismo «panel» de participantes–y por lo tanto a su lado en la mesa– que el entonces primer ministro griego, Papandreu, en uno de los momentos en los que la situación griega era más delicada. La imagen que trascendió fue la de un par de líderes de países en problemas. Ahora, Sánchez ha removido Roma con Santiago para no estar el jueves en la misma mesa que el presidente Jair Bolsonaro. En cualquier caso, el español y el brasileño serán dos de las estrellas de la reunión, junto con la alemana Merkel, después de que tanto Trump, como Macron, como Theresa May, cada uno con sus propios problemas, hayan declinado asistir a la cita anual en las montañas suizas.

El Foro Econòmico Mundial (World Economic Forum), que es una organización sin ánimo de lucro, fue una idea de Klaus M. Schwab, un profesor de economía suizo, con el objetivo de ser un lugar de reunión –informal en sus inicios– de los principales líderes politicos, empresariales e intelectuales de todo el mundo. El éxito fue en aumento desde su fundación en 1971 y este año contará con 3.000 participanes que abordarán el tema: «Globalización 4.0: Cómo diseñar una arquitectura global en tiempos de la cuarta revolución industrial».

Sánchez no estará solo en Davos, ya que le acompañarán las ministras de Economía, Nadia Calviño, y de Industria, Reyes Maroto. La representación española, a título privado, será más numerosa. Ana Botín, presidenta del Santander, es una casi fija, que repite este año, así como el nuevo presidente del BBVA, Carlos Torres. José Manuel Entrecanaldes (Acciona), Ignacio Sánchez Galán (Iberdrola), Rafael del Pino (Ferrovial) o Josu Jon Imaz (Repsol), son otros de los empresarios y altos ejecutivos que estarán presentes estos días en Davos, en donde la consultora PWC ha presentado la XXI Encuesta Mundial a directivos de 91 países. Las conclusiones son un aumento de la incertidumbre por las tensiones políticas y las incógnitas políticas. Y los ejecutivos españoles figuran entre los más pesimistas de los encuestados.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs
Política USA by José María Peredo
Europas