España

Pablo Iglesias quiere perpetuarse en Podemos e Irene Montero no tomará el relevo

Convoca un año antes el órgano de máximo poder en el partido- Vistalegres III- y se postula como candidato. Confirma a Rafa Mayoral e Idoia Villanueva como portavoces del partido

El líder de Podemos y vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias ha decidido adelantar la convocatoria de Vistalegre 3 -congreso refundacional del partido- para la tercera semana del mes de marzo -según estatutos la celebración correspondía a marzo de 2021- y se postula como candidato para seguir liderando la formación: “Para mi será un honor ser candidato para seguir siendo vuestro secretario general”, ha adelantado. La ubicación, sin embargo, no tendrá lugar en la histórica plaza de Toros de Vistalegre, según han confirmado fuentes de Podemos.

A pesar de que antes de entrar en el Gobierno, Iglesias confirmara que la próxima voz de Podemos sería femenina, ahora, una vez ratificado su cargo como vicepresidente ha decidido postularse de nuevo como candidato a presidir su formación. El líder morado confirmaba en el mes de marzo del año pasado las palabras de su portavoz Irene Montero que había augurado previamente que una mujer sería la próxima secretaria de Podemos “pronto”.

El código ético de Podemos permite al líder de Podemos presentarse de nuevo a la reelección como líder de Podemos, pues la limitación de mandatos, incluyendo los cargos públicos o internos del partido se fija en ocho años, con la posibilidad de prorrogarse excepcionalmente a un máximo de doce años.

La nueva cita para la reorganización del partido se convoca en el mejor momento político para Pablo Iglesias, una vez ha logrado entrar en el gobierno de coalición con el PSOE y, sobre todo, sin apenas crítica interna tras la marcha de Íñigo Errejón del partido morado hace ya un año. Actualmente apenas quedan resquicios del sector errejonista, por lo cual, se prevé que la celebración de la nueva Asamblea Ciudadana discurra sin ningún tipo de rifirrafes, como ocurriera hace ya tres años en Vistalegre 2, donde Iglesias y Errejón competían por el liderazgo del partido y el ahora vicepresidente logró imponerse de manera contundente a la candidatura de su ex número dos.

El líder de Podemos ha centrado la intervención inicial del Consejo Ciudadano Estatal, máximo órgano de la formación entre asambleas ciudadanas, en explicar a sus secretarios autonómicos la necesidad “de poner a punto” la organización para “afrontar esta nueva etapa”, una vez que los principales dirigentes de su partido hayan entrado en el Gobierno de Pedro Sánchez. “Tenemos que poner a punto Podemos para ayudar en las tareas de Gobierno y ampliar la base del partido, cuidar los círculos y ponerlos a punto y poner a nuestro partido a trabajar frente a las fuerzas hermanas para armar con los movimientos sociales un bloque histórico del cambio”, ha respaldado. Con la convocatoria de la tercera Asamblea Ciudadana, la dirección nacional prevé poner fin a la “situación de interinidad” que viven varios territorios donde los mandatos de sus secretarías autonómicas han concluido ya como por ejemplo Madrid, La Rioja, Cantabria, Castilla-La Mancha, Murcia y Valencia. Por ello, Iglesias ha animado a estas direcciones regionales a “aprovechar la apertura del congreso para ponerse también al día”. “La nueva etapa debe afrontarse dando la voz a los inscritos y las inscritas”, ha asegurado el vicepresidente.

El partido deberá ratificar esta tarde los nuevos cargos anunciados por Pablo Iglesias para afrontar la nueva época en Podemos. Según ha confirmado, el diputado Rafael Mayoral y la eurodiputada Idoia Villanueva serán los nuevos portavoces del Consejo de Coordinación, órgano ejecutivo del partido. Iglesias apuntó que los dirigentes de Podemos que han pasado al Gobierno ya no hablarán todos los días en nombre del partido, sino del Ejecutivo, y que serán otros quienes tengan que “poner a punto” a la formación en esta nueva época. Por ello, ha pedido a Mayoral y a Villanueva que “hablen más desde las calles que desde el partido”.