Eutanasia: entre 1.000 y 1.500 muertes al año serán legales en España

Suponiendo que únicamente el 0,35 por ciento del total de defunciones en España fueran provocadas por la práctica de la eutanasia, ésta supondría entre 1.000 y 1.500 casos anuales si se despenaliza su práctica.

Thumbnail

Las estadísticas indican que las muertes por eutanasia y suicidio asistido suponen entre el 0,30% y el 4,5% de todos los fallecimientos en los países donde su práctica es legal: Holanda, Bélgica, Luxemburgo, Suiza, Canadá, Colombia y siete estados de EEUU. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), en España hubo 427.000 defunciones en 2018 (último año del que existen datos definitivos), lo que significa que, aun aplicando el porcentaje más bajo de aquella horquilla, en nuestro país habría entre 1.000 y 1.500 muertes anuales por eutanasia si ésta fuera legal. En la actualidad, el Código Penal español prevé unas penas de entre seis meses y seis años de prisión para ese delito.

Holanda fue, en 2002, el primer país europeo en legalizar la eutanasia para provocar la muerte de un paciente que sufre una enfermedad irreversible o se encuentra en fase terminal y con padecimientos insoportables. Pero los requisitos son muy estrictos: el enfermo debe tener su residencia en Holanda; la petición de eutanasia por parte del paciente ha de ser voluntaria y reiterada; la enfermedad ha de ser crónica, incurable e invalidante; el enfermo tiene que ser previamente informado de todas las alternativas, y el médico que vaya a practicar la eutanasia está obligado a consultar el caso con un colega, que tiene que emitir un informe previo favorable.

De esta forma, se evitarían casos como el ocurrido en ese país europeo en 2013, cuando le fue practicada la eutanasia a una viuda ciega de 70 años que vivía sola y había intentado suicidarse en varias ocasiones, sin que el médico que la atendió hubiera solicitado previamente un estudio psiquiátrico de la afectada. Un caso similar ocurrió en 2015 con una mujer de 47 años que sufría acúfeno crónico, una dolencia que produce zumbidos o silbidos persistentes en el oído, y que puede llegar a ser invalidante.

Evolución y principales causas de la mortalidad en España
Evolución y principales causas de la mortalidad en EspañaTeresa Gallardo

En España, según el INE, fallecieron 427.721 personas en el año 2018, la mayoría por enfermedades cardiovasculares (infarto, angina de pecho...), tumores, enfermedades del sistema respiratorio y dolencias del sistema nervioso, por ese orden. Además, el número de suicidios sigue creciendo, hasta superar los 3.700 casos anuales, una cifra que podría ser sensiblemente superior, porque en muchas ocasiones los certificados de defunción ocultan la causa real del fallecimiento. Suponiendo que únicamente el 0,35 por ciento del total de defunciones en España fueran provocadas por la práctica de la eutanasia, ésta supondría entre 1.000 y 1.500 casos anuales si se despenaliza su práctica.

Los cálculos de la asociación Derecho a Morir Dignamente, que lucha por despenalizar la eutanasia, tienden a ser muy prudentes, y sus responsables dan por hecho que, si esta practica finalmente se elimina del Código Penal español, el número de casos tenderá a ser bajo durante los primeros años de aplicación de la nueva legislación, e iría aumentando paulatinamente con el paso del tiempo. Una circunstancia, salvando todas las distancias, que también se produjo con la legalización del aborto: de 16.200 casos en 1987 (en 1985 se aprobó la ley que permitía interrumpir el embarazo en tres supuestos), se pasó a 49.500 diez años más tarde.