Madrid

“¡Eres tonta, inferior!”, los insultos de una histórica feminista del PSOE a Díaz Ayuso

La socialista Amparo Rubiales descalifica a la presidenta de la Comunidad de Madrid y horas después intenta borrar sus huellas ante la lluvia de críticas

La histórica socialista andaluza Amparo Rubiales
La histórica socialista andaluza Amparo Rubiales

El pasado jueves, el presidente del Gobierno Pedro Sánchez arremetió duramente contra la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en el Congreso de los Diputados. El jefe del Ejecutivo le recriminó que no haya comparecido “desde el pasado 11 de marzo” pese a a estar al frente de la región más afectada por el Covid-19. Y todo, pese a conocer que la política del PP ha estado en cuarentena 26 días, tras dar positivo en coronavirus el pasado 16 de marzo.

Su ataque no quedó sin respuesta. Díaz Ayuso, que fue dada de alta ayer tras dar negativo, acusó a Sánchez de eludir sus responsabilidades atacando a las administraciones inferiores y le recordó su situación personal: “El presidente obvia mi situación personal, que me impide comparecer con normalidad teniendo en cuenta que estoy enferma y confinada, algo que yo sí he hecho”. Así, le recordó las más de 30 entrevistas que ha ofrecido pese a su situación, todas ellas “sin censura a los periodistas”, como ella misma matiza.

Y en estas estábamos cuando apareció en escena, una histórica del socialismo, Amparo Rubiales. Feminista y del PSOE, así se describe ella, quiso entrar en el conflicto y no vio mejor manera de hacerlo que descalificando a la presidenta del PP. Lo hizo en redes sociales, pero ante el aluvión de críticas, esta feminista del PSOE restringió sus mensajes para que no fuesen públicos. Sobra decir que ya era tarde para borrar sus huellas.

La histórica feminista del PSOE Amparo Rubiales, insulta a Isabel Díaz Ayuso
La histórica feminista del PSOE Amparo Rubiales, insulta a Isabel Díaz AyusoLa Razón

Sus “ataques” a PP... y PSOE

¡Eres tonta, inferior!... Estas son las palabras que la feminista Amparo Rubiales “dedica” a Díaz Ayuso. Palabras que llegan después de que Ayuso respondiera al ataque de Pedro Sánchez en el Congreso de los Diputados y que chocan de lleno con lo que la propia socialista defiende a capa y espada.

“Feminismo: ideología que defiende que las mujeres deben tener los mismos derechos, reales y efectivos, que los hombres". Esta es la definición que aparece en su perfil de Twitter, un mantra con el que quiere dar muestra de su lucha en defensa de las mujeres. Sin embargo, sus descalificaciones hacia la dirigente popular distan mucho de lo que implica esa filosofía de vida.

Hay que señalar que no es la primera vez que Rubiales arremete contra alguien y luego, donde dije digo... va y lo borra. En esa ocasión, el elegido fue otro histórico del PSOE, Alfonso Guerra. Tras unas polémicas declaraciones del que fuera mano derecha de Felipe González, la socialista no pudo reprimir su malestar: “Me parece terrible que este tipo siga siendo militante del PSOE. Es igual que Ortega Smith”. Tiempo después, borró este mensaje.

Amparo Rubiales arremete contra Alfonso Guerra
Amparo Rubiales arremete contra Alfonso GuerraLa Razón

¿Campaña contra Ayuso?

Sea como fuere, Rubiales se suma así a la campaña orquestada por el PSOE contra la dirigente regional del PP. Díaz Ayuso se ha convertido en objetivo prioritario y así lo demuestran los continuos ataques desde el Ejecutivo de Sánchez. El último en sumarse a este ejercicio de presión es el PSOE madrileño que ayer mismo, nada más conocerse que la política madrileña recibía el alta médica, exigía su comparecencia en la Asamblea de Madrid para explicar su gestión al frente de la crisis del Covid-19.

Era el portavoz socialista en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, el encargado de realizar esta petición y reclamar “más transparencia” en la situación sobre los hospitales y residencias de la Comunidad. Transparencia que el propio Ejecutivo de Sánchez rechaza llevar a la práctica al negarse una vez más a revelar el nombre del distribuidor al que compró los tests chinos defectuosos