La Fiscalia del Supremo se opone a que se investigue a Marlaska por el cese de Pérez de los Cobos

Rechaza que huiese incurrido en prevaricación por relevar al coronel de la Guardia Civil que investigaba el 8-M

La Fiscalía del Tribunal Supremo considera que no hay motivo alguno para investigar al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, por el cese del coronel jefe de la Comandancia de Madrid, Diego Pérez de los Cobos después de que éste rechazara de plano informar sobre las pesquisas relacionadas con la manifestación del 8-M, algo que le había sido advertido por magistrada que investigaba entonces al delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco.

De esta forma, la querella presentada por dos abogados andaluces y por VOX recibe un primer revés en su pretensión de que el Tribunal Suprermo actuase contra Marlaska por un delito de prevaricación, coacciones y falsedad documental. La decisión final estará en manos ahora de la Sala Penal del Tribunal Supremo, que preside Manuel Marchena, que será quien decida si la admite a trámite y nombra un instructor o la inadmite de plano y todo quedará ahí.

En el informe de la Fiscalía, suscrito por el teniente fiscal del Tribunal Supremo, Luis Navajas –número dos del escalafón del Ministerio Público-, se viene a concluir que no se dan los requisitos necesarios para investigar al titular de Interior por esos delitos, principalmente porque el cargo que ocupaba De Los Cobos es un cargo de libre designación, por lo que el Ejecutivo tiene potestad para relevarlo si lo considera oportuno.

En las querellas se acusaba a Grande-Marlaska de intentar usar su posición para influir en la investigación ahora ya archivada por la juez de Instrucción número 51 de Madrid contra Franco, al ser Pérez de los Cobos el responsable de la unidad encargada de elaborar los informes periciales que la magistrada encargó a la Guardia Civil.

Vox presentó esa querella contra el 'número 2' de Interior y la directora de la Guardia Civil por los presuntos delitos de obstrucción a la justicia, represalias y prevaricación por no dar credibilidad a las declaraciones del ministro del Interior, quien inicialmente atribuyó el cese del coronel Pérez de los Cobos a una "pérdida de confianza".

Unos días más tarde Grande-Marlaska cambió su versión y dijo que el cese se produjo por haber incumplido el coronel el procedimiento de comunicación de actuaciones.