Sánchez culpa a “algunas comunidades” de los malos datos en contagios

Descarta aplicar el estado de alarma en todo el país y asegura que las ayudas de la UE para la recuperación estarían “comprometidas” si no se aprueban unos Presupuestos

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha expresado esta mañana su preocupación por los datos en la evolución de los contagios de coronavirus en el país durante las últimas semanas. En una entrevista en la Cadena Ser, Sánchez ha achacado esos malos datos a la mayor movilidad, al relajamiento en la adopción de determinadas de seguridad y los bajos “niveles de rastreo y las capacidades estratégicas” de “algunas comunidades autónomas. Sin querer “juzgar” la gestión de algunas regiones, ha llamado a todos los presidentes autonómicos a “anteponer el bien común a sus intereses partidistas”.

A pesar de estos malos datos ha descartado, sin embargo, la aplicación de un estado de alarma en todo el país: “La evolución no es homogénea, no tiene justificación un estado de alarma con medidas igual de duras para todo el territorio”. Ha negado que la situación sea comparable a la de marzo y ha recalcado que “sí es segura la vuelta a los colegios”, a pesar de que “el riesgo cero no existe”.

El presidente ha insistido en la necesidad de que se aprueben unos Presupuestos Generales del Estado con la mayor urgencia posible. De hecho, ha calificado esas cuentas como “imprescindibles” de cara a la llegada de la ayuda europea por la pandemia: “Sin presupuestos, esas ayudas estarían comprometidas desde el punto de vista de la capacidad que tenga el Ejecutivo y las comunidades y ayuntamientos, para su absorción y ejecución. Son imprescindibles para dar capacidad para gestionar esos recursos”.

Respecto a la negociación de esas cuentas, Sánchez ha recalcado que partirá de la propuesta inicial que redacte con su socio de coalición, con Unidas Podemos, pero que deberán estar abiertos a modificaciones: “Vamos a proponer unos presupuestos que incorporen muchos de los compromisos del acuerdo entre el PSOE y Podemos. Esa va a ser la base. Pero los presupuestos deben ser “de país” y mirar más allá de la mayoría parlamentaria que sustenta al Gobierno”. Y ha insistido en que no habrá cordones sanitarios: “Va a ser una propuesta del Gobierno pero tenemos que hablar con socios estratégicos, como el PNV. No vamos a vetar a ningún partido”. Posteriormente, al ser repreguntado por ello, Sánchez ha incluido a ERC entre sus “socios” y ha insistido en la disposición del Ejecutivo a “reunir la mesa de diálogo sobre Cataluña en septiembre”.