PSOE y Unidas Podemos elaboran ya el borrador de los Presupuestos antes de negociar apoyos

Esta tarde se reúnen la ministra de Hacienda, María Jesús Montero y el secretario de Estado de Derechos sociales, Nacho Álvarez, para iniciar los trabajos iniciales. Una cita que se produce en la víspera de la reunión de Sánchez con Casado y con Arrimadas

PSOE y Unidas Podemos se han puesto ya a trabajar en el anteproyecto de Presupuestos Generales del Estado de manera conjunta dentro del Gobierno de coalición antes de negociar apoyos externos, justo un día antes de que el presidente del Gobierno inicie su ronda de contactos con el PP, Ciudadanos, ERC y PNV, que comenzará mañana, como ya avanzó ayer este diario.

Según informa la Secretaría de Estado de Comunicación, ambos partidos se encuentran ya trabajando en el borrador. “El Gobierno considera que la recuperación económica y social precisa, además del acuerdo europeo, de un nuevo acuerdo presupuestario para que en los próximos meses podamos impulsar las políticas progresistas que necesita España tras la pandemia con el respaldo de los fondos comunitarios”, asegura.

De hecho, esta misma tarde, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y Nacho Álvarez, secretario de Estado de Derechos Sociales, se reunirán a las 18:00 horas para iniciar los trabajos de preparación de los PGE. La reunión será la vispera a la primera cita entre Sánchez y Casado tras seis meses sin contacto, según denuncian los populares.

Con la confirmación de los trabajos preparatorios, ambos partidos acercan posturas que parecían irreconciliables en los últimos días, tras el veto de los morados a negociar las cuentas públicas con Ciudadanos. En un primer momento, desde Unidas Podemos habían avisado al PSOE de que “sabían” que ellos no entrarían en una ecuación con la formación liberal para dar luz a las cuentas públicas y apostaban porque PP y Cs “no tuvieran ni voz ni voto” en la negociación.

Ayer, el presidente y el vicepresidente del Gobierno mantuvieron una reunión informal y acercaron posturas. Los morados han abandonado el veto inicial al partido de Inés Arrimadas, aunque advierten de que primero deberá negociarse un borrador en el seno del Gobierno antes de pactar apoyos externos.