El otro castigo a Cayetana Álvarez de Toledo: 1.800 euros menos

Tras ser destituida de la portavocía en el Congreso, el PP la ha recolocado en la comisión de Hacienda

La diputada Cayetana Álvarez de Toledo verá mermar su nómina en el Congreso de los Diputados. Tras que el partido la destituyera de su cargo como portavoz del grupo parlamentario en la Cámara Baja en el mes de agosto por desavenencias con Génova, al tratar de imponer su criterio político frente al de su líder, ahora sufre un doble “castigo”, el económico.

Esta semana ha sido elegida vicepresidenta segunda de la Comisión de Hacienda del Congreso, en sustitución del gallego Jaime De Olano, vicesecretario de Participación del PP.

Esta decisión tomada por el grupo popular es contraria a las preferencias de Álvarez de Toledo, quien había solicitado formar parte de las comisiones de Política Territorial, Constitucional, Justicia, Exteriores o Igualdad.

Ahora, al no ejercer las funciones de portavoz parlamentaria, su sueldo también se verá reducido. Durante los dos últimos años, la también diputada por Barcelona cobraba al mes un total de 7.944,82 euros, al sumarse a su sueldo base su retribución como portavoz. Un sueldo que se desprende del montante básico de cada diputado que percibe 3.052 euros, más su asignación por ser diputada por una circunscripción distinta a Madrid.

Como portavoz del partido tenía dos asignaciones, una por gastos de representación de 1. 890 euros, y otra de gastos de libre disposición de 1. 006,60 euros

Con la nueva recolocación de la popular, pasará a cobrar 1.800 euros menos. Su asignación como vicepresidenta en la comisión de Hacienda solo asciende a 1.134 euros.