El “Juan Carlos I”, en dique seco hasta fin de año

Navantia llevará a cabo el mantenimiento programado del buque insignia de la Armada, que incluye el pintado completo del portaaeronaves

El buque "Juan Carlos I" en el dique seco de los astilleros de Puerto Real para su mantenimiento programadoArmada

Desde ayer, el buque insignia de la Armada, el “Juan Carlos I” se encuentra en el dique seco de los astilleros de Navantia en Puerto Real (Cádiz) para llevar a cabo su mantenimiento programado. Allí permanecerá varado hasta final de año para, entre otros, trabajar en los equipos y sistemas de la obra viva (la parte del barco que permanece sumergida).

Tal y como informa la Armada en un comunicado, es la primera vez que el Buque de Proyección Estratégica entra en los astilleros de Puerto Real, pues hasta ahora lo ha venido haciendo en los de Cádiz. Algo, destaca, que implicó que por primera vez, este barco basado en Rita pasase bajo el puente de la Constitución de la capital gaditana.

En concreto, al “Juan Carlos I” se le realizarán diferentes obras y mantenimientos, como los de las hélices “Azipod” (su sistema de propulsión) y todos los equipos que requieren de una estancia en dique seco para poder acceder a ellos, como las aletas estabilizadoras, las hélices empujadoras de proa o las válvulas de fondo. Junto a esto, también se procederá al pintado completo del buque.

Popa del "Juan Carlos I" en el dique seco Armada

Un proceso este que ha permitido ver el buque desde otra perspectiva, como muestran las imágenes compartidas por la Armada, en las que se observa el portaaeronaves al completo, sin ninguna parte sumergida.

El “Juan Carlos I”, con sus más de 27.000 toneladas de desplazamiento y 232 metros de eslora, es el mayor buque de guerra jamás construido en España. Fue botado el 10 de marzo de 2008 y entregado a la Armada el 30 de septiembre de 2010.

Se trata de un buque multipropósito que, con varios perfiles de misión, proporciona una gran flexibilidad de cometidos entre las que incluye las capacidades anfibia y aeronaval, así como de transporte estratégico y asistencia humanitaria, detalla la Armada.

La capacidad aérea que puede transportar y operar es de hasta 30 aeronaves, entre helicópteros medios y pesados en perfil de operaciones anfibias, o entre 10 y 12 aviones F35-B (el "Juan Carlos I está diseñado para operar con estos cazas en su versión naval) o Harrier, más un número similar de helicópteros medios, cuando actúe con perfil de misión de portaaviones.

Su primera y única misión internacional hasta ahora tuvo lugar en 2018, cuando transportó la unidad de helicópteros que el Ejército de Tierra desplegó en la misión de la Coalición Internacional contra el Daesh en Irak.