Descartan conexión de los yihadistas de Viena con España

La lucha antiterrorista investiga la existencia de posibles redes dinamizadas desde Siria

Ninguno de los terroristas que han cometido ,los últimos atentados en Europa, en concreto en Francia y Austria, tenía relaciones o había establecido contactos con España. Las Fuerzas antiterroristas mantienen una estrecha colaboración y, nada más conocerse el nombre real del autor de una acción criminal, lo transmiten a través de las redes policiales para que, en caso de que exista algún tipo de conexión, se pueda someter a los sospechosos a su vigilancia y detención.

Ni Zaheer Hassan Mahmood, que perpetró el atentado en la antigua sede la revista satírica Charflie Hebdo (se identificó en un primer momento como Ali H.); ni Abdoullakh Anzorov, que fue abatido por la policía poco después de haber decapitado a un profesor en la localidad de francesa de Conflans Sainte Honorine; ni Brahim Issaoui, que perpetró el atentado en la basílica de Notre Dame de Niza; ni Kujti Fejzulai, autor de la matanza de Viena, tenían ningún tipo de contacto con ciudadanos que residen en España, según fuentes antiterroristas consultadas por LA RAZÓN.

Este tipo de pesquisas, que se realizan con la mayor celeridad posible, permiten descartar la existencia de posibles redes yihadistas, con el consiguiente peligro. Alguno de los terroristas antes citados mantenía contactos con Siria, a donde se apresuró a mandar la prueba de su crimen para que la autoría fuera asumida por Daesh. Varios de los detenidos en las operaciones que se han desarrollado en España a cargo de la Policía y la Guardia Civil mantenían, asimismo, contactos similares.

Aunque el común denominador de las últimas acciones criminales es la de actores, lobos, solitarios, no se puede descartar que estén dinamizados desde Siria o, lo que es más preocupante, desde la propia Europa por elementos enviados por la banda. El hecho de que el autor del atentado de Viena utilizara armas de fuego (un fusil de asalto y una pistola) y que viajara a Eslovenia junto con otro individuo para comprar munición, hacen sospechar e la existencia de elementos de apoyo para prestar ayuda logística a los autores de los atentados.

La relevancia que Daesh ha dado a esta acción criminal en sus medios de comunicación y redes sociales demuestran, según las citadas fuentes, que la banda quiere tratar de demostrar que mantienen algún tipo de dirección de estos individuos y que los puede activar en cualquier momento para que cometan atentados.

Ricard

Abu Dagnah Al-Albany. En la foto aparece con las armas mencionadas y un anillo en el que se lee “Mahoma es el mensajero de Alá”.

La policía ha identificado al presunto autor de los hechos como

Ali H., de 18 años y origen pakistaní, dijo durante los interrogatorios que quería vengarse por la nueva publicación, en la revista satírica Charlie Hebdo , de las caricaturas del profeta Mahoma y tiene 25 años y no 18,