Podemos contra la «usurpación» de los Franco de la Casa Cornide

Reclamará que el Congreso apoye la recuperación del inmueble e insiste en adoptar todas las medidas posibles para terminar con la «usurpación» de la familia Franco del patrimonio público

La Casa Cornide, diseñada entre 1750 y 1760 en estilo barroco, se encuentra en el centro de La Coruña
La Casa Cornide, diseñada entre 1750 y 1760 en estilo barroco, se encuentra en el centro de La Coruña AYUNTAMIENTO DE A CORUÑA

Con el Pazo de Meirás recién entregado por la familia Franco al Estado –de manera provisional–, Unidas Podemos insiste en otra reclamación a los herederos del «Caudillo» que viene de lejos, abanderada hasta ahora por el Ayuntamiento de La Coruña: la Casa Cornide, un histórico palacete ubicado en el casco viejo.

La formación de Pablo Iglesias pedirá que el Congreso apoye la recuperación del inmueble e insiste en adoptar todas las medidas posibles para terminar con la «usurpación» de la familia Franco del patrimonio público.

Así lo indicó ayer el diputado y representante de Galicia en Común Antón Gómez-Reino, que insistió en que van a presentar una proposición no de ley (PNL) al respecto, a la par que celebró que el consistorio coruñés inicie acciones legales para recuperar el inmueble, que los Franco pusieron a la venta este verano.

La Casa Cornide fue sede del consistorio durante el siglo XIX, transfiriéndose su propiedad en 1957 al Ministerio de Educación, hasta que en la década de los sesenta se permutó por una parcela propiedad del ayuntamiento con la idea de que fuera sede de un conservatorio de música. Pero en 1962 fue adquirida tras salir a subasta por Pedro Barrié de la Maza –principal activista de la Junta pro Pazo de Meirás en 1938– y se la vendió a continuación a Carmen Polo por un precio considerado simbólico.

La alcaldesa de La Coruña, Inés Rey (PSdeG), continúa dando «pasos» para que el inmueble sea declarado Bien de Interés Cultural (BIC) y, como dijo ayer, «impedir que los Franco sigan haciendo negocio con bienes expoliados y recuperar para el patrimonio público algo que nunca debió salir de él, a través de esa compra de dudosa legalidad que se hizo hace muchos años para regalarle la residencia a la familia Franco».

En la misma línea, Antón Gómez-Reino celebró el hito de la «recuperación» del Pazo de Meirás para la «memoria democrática», que tras décadas de lucha termina con la «ignominia» del «expolio» de la familia Franco de bienes públicos.

El diputado morado hizo hincapié en la postura del presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, que dijo en su día que expropiar el pazo era «franquista» y ahora busca su gestión. En este punto, el parlamentario de Unidas Podemos sospecha que su único interés es «eliminar» todo tipo de iniciativa de recuperación de la Memoria Histórica, informa Ep. Por contra, Gómez-Reino instó a todas las administraciones a que el Pazo de Meirás sea un espacio de «dignificación de memoria democrática».

Precisamente ayer tuvo lugar en la Delegación del Gobierno en La Coruña la constitución de la Comisión del Pazo de Meirás, bajo la presidencia del secretario de Estado de Memoria Democrática, Fernando Martínez.