El rapero Pablo Hasél se niega a entrar en prisión: “Tendrán que venir a secuestrarme”

El polémico cantante califica de “humillación” el hecho de entrar por su propio pie en la cárcel y carga de nuevo contra el Rey en las redes sociales

Thumbnail

“Hoy a las 20:00 h termina el plazo para ingresar voluntariamente en prisión. Sería una humillación indigna acudir por mi propio pie ante una sentencia tan injusta. Tendrán que venir a secuestrarme. Aún falta solidaridad para frenar este grave ataque a nuestras libertades”. Con estas palabras, el rapero leridano Pau Rivadulla, más conocido como Pablo Hasél, desafiaba una vez más al juez y mostraba su negativa a entrar en prisión.

Hay que recordar, que el pasado mes de junio, el Tribunal Supremo ratificó la sentencia de nueve meses de prisión impuesta por la Sala de Apelación de la Audiencia Nacional contra el rapero por delitos de enaltecimiento del terrorismo e injurias y calumnias a la Corona y a las Fuerzas de Seguridad del Estado. Hasel fue condenado por publicar en su perfil en redes sociales hasta 64 tuits donde adjuntaba vídeos que incitaban a la violencia y vejaban a la Corona, a la Policía y a la Guardia Civil. Tras la decisión del Supremo, el juzgado de Lleida le notificó al cantante que tenía un plazo de diez días para ingresar en la cárcel de forma voluntaria. Un plazo que expira hoy y que como ya ha adelantado el propio rapero en sus redes sociales, no piensa acatar. De cumplir su amenaza, la Audiencia Nacional tendría que decidir si le da otro plazo o bien dicta una orden de busca y captura.

Y todo esto se produce en medio de la campaña catalana. Unas elecciones en las que Hasél ha participado de forma activa y no ha dudado en señalar a PSOE y Podemos como cómplices de su encarcelamiento. De hecho, matizó que “están siendo culpables y cómplices directos” de que él entre en la prisión. Y para argumentar su afirmación, tiró de hemeroteca. En una rueda de prensa en Lérida, Hasél se preguntó por qué desde el Ejecutivo no se cuestionaba su condena pero sí se hizo en el caso del rapero Valtonyc. En su opinión, en aquel momento Pedro Sánchez estaba más preocupado por desgastar al PP y dijo literalmente que “poner en la cárcel a raperos, no era propio de una democracia”.

Sobra decir que su condena ha entrado de lleno en los comicios catalanes y son muchos los que han alzado la voz para defenderle, sobre todo desde el mundo de la cultura. “La persecución a raperos, tuiteros, periodistas, así como otros representantes de la cultura y el arte, por intentar ejercer su derecho a la libertad de expresión se ha convertido en una constante”. Así comenzaba el manifiesto firmado por más de 200 figuras de la cultura española pidiendo libertad para Hasel. No eran los únicos, desde formaciones como Compromís se pedía una reforma del Código Penal para “terminar con el escarnio a humoristas, tuiteros y músicos”. De este modo, se reabría el debate en plena campaña.

Un debate que ha provocado que hasta el Ministerio de Justicia planteará una revisión de los delitos relacionados con excesos en el ejercicio de la libertad de expresión para que “sólo se castiguen conductas que supongan claramente la creación de un riesgo para el orden público o la provocación de algún tipo de conducta violenta, con penas disuasorias, pero no privativas de libertad”, han informado fuentes gubernamentales.

Hasel carga de nuevo contra el Rey

Pero su desafío a la justicia no era el único mensaje del rapero en el día de hoy. No solo no ha evitado la polémica sino que le ha añadido más leña y ha vuelto a cargar contra Felipe VI. Y es que poco o nada parece importarle al cantante que parte de su condene se justifique por sus múltiples ataques a los Borbones. Un hecho del que jamás ha mostrado arrepentimiento: “Oye tirano, no sólo hay para tu padre, que el grito republicano tu tímpano taladre. Al oprimido amo, odio el reinado opresor, que coma tu familia del contenedor...”.

Unas palabras que reiteran su modo de vida y de pensar y que coinciden con lo que aseguró tras conocer que le habían condenado a nueve meses y un día de prisión. Ese día, el cantante leridano se mostró tajante: “Lo hice, lo hago y lo volveré a hacer hasta que conquistemos una República Popular que ponga fin a este régimen de fascismo encubierto enemigo de la clase trabajadora. Esto me reafirma aún más si cabe y la cárcel no va a hacer que claudique”. Ahora, solo falta esperar al desenlace de una historia que puede acabar con una orden de busca y captura contra Pau Rivadulla, el polémico Pablo Hasel, y su ingreso en prisión.