La Guardia Civil comunica al juez que no tienen datos de cómo entró Ghali en España

Informa al magistrado que arribó por una base militar y que el asunto es competencia del Ministerio de Defensa

Brahim Ghali, en un hospital de Argel, tras haber abandonado España después de ser tratado en un centro sanitario de Logroño
Brahim Ghali, en un hospital de Argel, tras haber abandonado España después de ser tratado en un centro sanitario de Logroñola razonLA RAZON

La Guardia Civil ha comunicado a un juez de Zaragoza que no tiene datos de cómo entró el jefe polisario Brahim Ghali en España, al hacerlo por una base militar (la de Zaragoza), que es competencia del Ministerio de Defensa, según han informado a LA RAZÓN fuentes conocedoras del aunto.

Oficialmente se ha dicho que utilizó un pasaporte diplomático argelino aunque lo cierto es que, al ingresar en un hospital de Logroño. lo hizo con una identidad falsa, lo que ha suscitado dudas sobre los documentos que en realidad utilizó y ha motivado una serie de iniciativas jurídicas.

El titular del Juzgado de Instrucción número 7 de Zaragoza, Rafael Lasala, había abierto diligencias al advertir indicios de delito tras la denuncia presentada por el abogado Antonio Urdiales por falsificación o uso de pasaporte falso, prevaricación y encubrimiento contra Ghali y los funcionarios de fronteras de ese aeropuerto o del Ministerio de Asuntos Exteriores “que autorizaron la entrada de personas “provistas de documentación falsificada, siendo conocedores de que una de ellas”, el dirigente polisario, “tenía incoadas sendas causas penales por graves delitos de genocidio y torturas” en la Audiencia Nacional.

Según el denunciante, tras aterrizar su avión “en la zona militar del aeropuerto”, faltaron a su obligación “de poner estos hechos en conocimiento de la autoridad judicial de Zaragoza” y permitieron el traslado de Ghali al hospital de Logroño donde ingresó con una identidad falsa y en el que permaneció hasta la madrugada del pasado miércoles, cuando regresó a Argelia horas después de su comparecencia por viodeoconferencia ante el juez Santiago Pedraz, que rechazó acordar medida cautelar alguna contra él.

En la resolución en la que acuerda investigar los hechos el magistrado requiere a la Guardia Civil para que en el plazo citado ponga nombres y apellidos a los ocupantes del avión en el que aterrizó Ghali, “identificando igualmente los documentos de viaje que portaban” y detallando “los visados de entrada y demás circunstancias que determinaron su entrada en territorio nacional”.

En la denuncia se argumenta que si el líder del Frente Polisario “accedió a territorio español con pasaporte falso o con pasaporte auténtico con un visado de cortesía en frontera, expedido por funcionario que conocía de la existencia de sendas causas penales por delitos graves en la Audiencia Nacional, silenciando tal extremo”, la competencia para investigar los hechos corresponde a los Juzgados de Instrucción de Zaragoza, al estar “totalmente desconectados” de los investigados en la Audiencia Nacional.