Abogacía, docencia y patronatos: Una veintena de señorías reciben permiso para realizar otras actividades

El Congreso de los Diputados autoriza una nueva tanda de compatibilidades a una veintena de diputados. De los nueve nuevos diputados, solo dos no realizan otra actividad.

Hemiciclo del congreso de los diputados vacío.
Hemiciclo del congreso de los diputados vacío.©Gonzalo Pérez MataLa Razón

Ser diputado no está reñido con realizar otra actividad, siempre y cuando no cobren del sector público y su ejercicio no menoscabe su labor parlamentaria, como establece la ley, y como recoge el informe de la Comisión del Estatuto de los Diputados aprobado por este órgano que será hoy ratificado y que se puede consultar en la página web del Hemiciclo.

Alrededor de la quinta parte de los diputados del Congreso, un total de 73 de sus señorías, quiere compaginar su escaño con el ejercicio de su actividad profesional o con su cargo público en ayuntamientos, según figuraba en el primer informe de la legislatura sobre la compatibilidad de las actividades extraparlamentarias que se hizo público en junio de 2020.

Este nuevo informe incluye las compatibilidades a siete diputados que se han incorporado a la Cámara en los últimos meses y la actualización de las actividades que realizan algunos de los que ocupaban escaño desde el inicio de la legislatura. Entre las actividades más recurrentes entre sus señorías destaca el ejercicio de la abogacía, la participación en tertulias o el patronato en fundaciones.

Así, según se desprende del informe, los diputados Diego Taibo (PSOE), Carlos José Zambrano y Juan Carlos Segura Just (ambos de Vox), obtienen permiso para ejercer la abogacía “sin la posibilidad de percibir remuneración del sector público”.

Además, Segura Just, que ocupó el escaño que dejó vacante el candidato de Vox a la Presidencia de la Generalitat, podrá mantener su estanco y seguir con sus publicaciones sobre historia y derecho y participar en medios de comunicación, sin cobrar.

También puede ejercer como abogado el diputado de Ciudadanos por Alicante Juan Ignacio López-Bas, aunque ha comunicado a la comisión que su intención es cesar en esta actividad cuando finalice algunos asuntos iniciados antes de heredar el acta que dejó Marta Martín.

De su lado, la periodista Pilar Calvo Gómez, que relevó a la ahora presidenta del Parlament, Laura Borràs, tiene permiso para continuar como partner en la consultora Oppshunter, Consulting, Networking & Communication, que se dedica a la búsqueda de personas para el desarrollo de proyectos y la creación de networking para expansión empresarial.

Según consta en el informe, la empresa, que participa en una consultora de deportes electrónicos, está especializada en el mercado chino y desde 2008 ha desarrollado proyectos en diversos sectores: renovables, nuevas tecnologías, inmobiliario y deportivos, como la puesta en marcha de negocios vinculados con el fútbol en el país asiástico.

Docencia y clínicas veterinarias

Su compañero, el también independentista Josep Pagès i Massó -que sustituyó a Jaume Alonso Cuevillas-, ha renunciado a formar parte de la Comisión de Control de las Consultas Populares no Referendarias y podrá continuar como profesor asociado de Derecho Constitucional de la Universidad Autónoma de Barcelona y colaborar en medios de comunicación.

Compatibilidad para la docencia ha logrado también Laura López Domínguez, de En Comú, que tiene luz verde para practicar la “atención docente” en la Universitat de Catalunya, una y elaborar material educativo para la también privada Universitat Oberta de Catalunya (UOC).

Asimismo, Joan Capdevila, de ERC, también podrá realizar actividades docentes, sin cobrar si es en centros públicos, y mantener el 50% como socio no laboral de su clínica veterinaria que lleva como nombre Clínica Veterinaria Capdevilla S.L.

Cargos locales

El diputado de UPN Sergio Sayas ha comunicado que es concejal en Buñuel desde febrero del año pasado y que renuncia no sólo a la retribución municipal (cobra la del Congreso), sino también a las dietas.

Por contra, el diputado del PP por Pontevedra Juan Manuel Constenla Carbón compatibiliza el escaño con la Tenencia de Alcaldía del Ayuntamiento de Estrada, cargo por el que percibe la correspondiente indemnización por asistencia a los Plenos. También tiene aval para ser, en condición de ese cargo, vicepresidente de la Fundación Cultural de A Estrada.

La socialista canaria Ariagona González Pérez es, desde principios de este mes, presidenta de la Comisión Insular de Patrimonio del Cabildo Insular de Lanzarote “sin percibir remuneración económica de ningún tipo”.

De su lado, Pablo Sáez Alonso-Muñumer ha comunicado que ahora ocupa un cargo orgánico en Vox, por el cobra, a lo que la comisión no ha puesto ninguna pega.

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet Lamaña, ha recibido autorización para ejercer como patrona de la Fundación Rafael Campalans, sin cobrar, y la vicepresidenta Ana Pastor podrá hacer lo propio en la Fundación José Ortega y Gasset-Gregorio Marañón.

También es patrono, en este caso de la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), el que fuera subdirector de Gabinete de José María Aznar, Gabriel Elorriaga, -quien pasado verano heredó el escaño que dejó la exministra Isabel García Tejerina- y que es, asimismo, miembro del Consejo Social de la Universidad de La Rioja, en ambos casos sin remuneración.

Cobrear por tertulias y conferencias

Como gran parte de los miembros del Congreso, Elorriaga ha obtenido aval para escribir artículos y hacer colaboraciones esporádicas en medios de comunicación, o impartir conferencias y clases, siempre que no cobre del sector público.

Su compañero, el dirigente ‘popular’ Antonio González Terol, también logra compatibilidad para impartir conferencias, clases o seminarios en universidades públicas (en este caso sin remuneración) o privadas y empresas privadas, ahí ya sí cobrando, igual que cuando participe ocasionalmente en medios de comunicación privados.

Por último, la comisión ha tomado nota de la decisión de la portavoz de Bildu, Mertxe Aizpurua, de cesado como consejera de la Euskal Komunikabideak Hedatzeko Elkartea (EHKE), editora del diario GARA.

De los nueve nuevos diputados del Congreso, sólo dos no han tenido que recibir autorización de la comisión porque no han declarado ninguna actividad extraparlamentaria: Mercedes Pérez Merino, que ha ‘heredado’ el escaño que dejó el exlíder de Podemos Pablo Iglesias, y Gerard Álvarez García, de ERC, sustituto de Joan Josep Nuet, inhabilitado por el Supremo.

56 no tienen actividad distinta a parlamentario

Por contra, solo 56 diputados declaran no tener ninguna otra actividad o cargo público que compaginen con su escaño. En esta lista aparecen, entre otros, el portavoz de Vox, Iván Espinosa de los Monteros; el militar retirado Agustín Rosety, de Vox; el portavoz del PNV, Aitor Esteban, o el coordinador de los parlamentarios del PSC en Madrid, José Zaragoza.