Sánchez arremete contra Colón: “La discordia no construye patria”

El presidente evita hacer referencia al plan secreto de ERC e insiste en la pedagogía para vender los indultos y en pedir “confianza en los pasos que está dando el Gobierno”

Thumbnail

El presidente del Gobierno evitó hacer una valoración sobre el descubrimiento de un plan de ERC para “debilitar al estado” durante la rueda de prensa con el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, a pesar de que fue preguntado específicamente sobre ello por los periodistas que le acompañan en esta gira latinoamericana.

Sobre la manifestación del domingo en Colón dijo: “La discordia no construye patria y el coste es el que pagamos en 2017, cuando se puso en peligro la unidad de España”. “Lo que proponemos desde el gobierno es que, aun siendo consientes de los reparos que sienten muchos españoles, comprensión y que confíen en los pasos que está dando el Gobierno”, dijo poco antes de asegurar que “la patria se construye con convivencia dentro al respeto a la legalidad”.

Sánchez también fue preguntado sobre su próximo encuentro con Biden: “Va a ser ocasión de conocernos personalmente. Tenemos muchos puntos en común su administración y el Gobierno. Biden ha hecho que EE UU vuelva a los grandes consensos. Espero que sea una buena oportunidad para seguir estrechando los lazos que tenemos”.

Tampoco la crisis con Marruecos se quedó fuera de la rueda de prensa en la Casa Presidencial de Costa Rica. “Las cuestiones que afectan a las fronteras de España a las fronteras de Europa. Marruecos y España debemos mirar adelante. Debemos impulsar una agenda constructiva. Es mas lo que nos une que lo que nos separa”, dijo.

Anteriormente, el presidente del Gobierno, había hecho referencia a la tragedia de las niñas de Tenerife durante su intervención en el Foro Empresarial Hispano-costarricense, en esta la segunda escala de su gira por Latinoamérica.

Es “un hecho muy triste y terrible que ha sucedido en España”, explicó al presidente Carlos Alavarado, “una jornada negra, otra más en torno a la violencia machista”. Sánchez quiso mostrar “todo su apoyo a la familia de la víctima” en estos momentos de un dolor “indescriptible.

El presidente señaló que se trata de una muestra más de “violencia machista y violencia vicaria que algunos siguen negando en nuestro país y que es doblemente salvaje e inhumana porque busca causar dolor no solo a la mujer sino también a sus hijas”.

Costa Rican President Carlos Alvarado delivers a speech as Spain's Prime Minister Pedro Sanchez.
Costa Rican President Carlos Alvarado delivers a speech as Spain's Prime Minister Pedro Sanchez.STRINGERREUTERS

“El Gobierno va a seguir trabajando para acabar con esta lacra de una vez por todas”, aseguró el presidente.

Más tarde, durante su rueda de prensa con Alvarado, volvió a retomar la tragedia de las niñas de Tenerife. “Hemos vuelto a ver la cara del horror de la violencia de género”, dijo.

El presidente quiso mostrar asimismo «toda mi solidaridad y apoyo con las manifestaciones» que están organizando asociaciones feministas en España en estos momentos. Sánchez ha sido preguntado específicamente sobre si comparte el concepto de «justicia patriarcal» su ministra Irene Montero, pero evito contestar a la pregunta. Finalmente, al igual que Montero, utilizó políticamente la tragedia para lanzar un ataque a Vox: “Algunos partidos políticos han banalizado esta violencia diciendo que es «intrafamiliar». No, es violencia de género”, dijo Sánchez.

La última jornada de la gira latinoamericana del presidente español se está centrando en contactos bilaterales con las autoridades costarricenses. Tras el Foro Empresarial Costarricense de esta mañana, Sánchez ha recibido las llaves de la ciudad de San José de manos del alcalde en el parque Morazán de la capital. Posteriormente tuvo lugar lugar una ofrenda floral en reconocimiento a los emigrantes españoles en Costa Rica, en el parque España.

Ya en a Casa Presidencial de Costa Rica, Sánchez celebró su encuentro bilateral con Carlos Alvarado, el presidente de esta nación centroamericana que, ayer mismo, fue el epicentro de un terremoto de 5,7 grados de intensidad que se dejó sentir en todo el país y que no produjo, afortunadamente, ninguna víctima mortal.

Tras la rueda de prensa de ambos presidentes, Sánchez tiene previsto celebrar un encuentro con mujeres costarricenses.

Ese será el último acto de Sánchez en Costa Rica, que embarcará posteriormente en el avión del Ejército del Aire que le llevará de vuelta a Madrid. Tras algunas horas de descanso, el presidente viajará a Bruselas para la cumbre de la Otan en la que tiene previsto entrevistarse con el presidente de Estados Unidos Biden.