Grande Marlaska quiere convertir a los guardias civiles en Pepe Gotera y Otilio

Desde AUGC advierten de la ”desnaturalización” del Cuerpo al pretender formar a los agentes en el mantenimiento de aires acondicionados

La Guardia Civil hará un curso para regular el frío y el calor de los cuarteles
La Guardia Civil hará un curso para regular el frío y el calor de los cuarteles

Interior quiere convertir a los guardias civiles en Frigoristas. La resolución publicada en el BOD con fecha 1 de julio de 2021 por la que se convoca el “Curso de Aptitud Frigorista para Suboficiales y Cabos 1º concreta los requisitos que han de reunir los solicitantes y las condiciones a las que quedan sometidos para acceder a dicha convocatoria algo que ha provocado entre indignación y sorpresa en miembros del Cuerpo.

El curso tiene como objetivo “capacitar al alumno para la operación, supervisión y mantenimiento de los sistemas de frío y aire acondicionado de las unidades de la Guardia Civil”.

“Bochorno”

Desde la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) critican que, un cuerpo de seguridad pública estatal, pagado por todos los ciudadanos, destine parte de su presupuesto a formar a sus trabajadores, entre ellos cuadros de mando, para que aprendan a hacer el mantenimiento de las instalaciones de los cuarteles. “Una función sin duda muy alejada de lo que los ciudadanos esperan de un guardia civil”, subrayan.

Por ello, tildan de bochornoso tener que asistir a estas “chapuzas en la institución”, algo que consideran mantiene el “espíritu rancio y retrógrado de tiempos pasados”. “Un cuerpo de seguridad que pretende presumir de la alta preparación de su personal no puede permitirse recurrir a este tipo de cosas, que además de situarse en el polo opuesto de lo que debe ser la formación de un guardia civil, constituye un auténtico bochorno para los propios agentes”, advierten.

Subrayan que, en lugar de transmitir al propio ciudadano la imagen que se desea y vende, de un Cuerpo policial puntero y moderno, “se le traslada la impresión chusca que debería haber quedado arrumbada en los chistes más viejos sobre la Guardia Civil”. Sin embargo, lamentan que no se trata de un chiste sino de una realidad que vuelve a hablarnos de unas señas de identidad más cercanas a las de los entrañables Pepe Gotera y Otilio que a las de unos profesionales del siglo XXI.

Desde AUGC se preguntan qué será lo próximo que se le ocurra a la Guardia Civil: “¿Cursos de fontanería? ¿Electricidad? ¿Reparaciones varias? ¿Reformas en general?”