España se consagra en el exterior con aviones militares “made in Sevilla”

Airbus tira del sector aeronáutico militar tras vender dos A-400M a Kazajistán y 56 C-295 a la India, de lo que 16 se fabricarán en nuestro país

Avión C-295 de Airbus

24/09/2021
Avión C-295 de Airbus 24/09/2021AIRBUS AIRBUS

El sector aeronáutico de defensa español está de enhorabuena con una cada vez mayor presencia exterior que garantiza el trabajo en casa. En casa con minúsculas y también con mayúsculas, pues la antigua empresa CASA (Construcciones Aeronáuticas S.A.), hoy Airbus, es la culpable de ese buen momento. Entre los pedidos recién realizados por India (56 aviones C-295, de los que 16 se fabricarán en nuestro país) y Kazajistán (2 A-400M), las fábricas de Sevilla han captado todas las miradas. Al menos cuatro años de trabajo garantizados en las líneas del C-295 y el A-400M.

El sector aeronáutico es, en cifras generales, uno de los grandes motores industriales de España. Según el último informe de la patronal sectorial, realizado en 2020, solo la parte militar supone un 0,52 del PIB con casi 5.000 millones de euros y un empleo estimado de 61.500 personas entre directo (13.504), indirecto (33.541) e inducido (14.464). Además, es uno de los sectores que más invierte en I+D+i con 901.942 euros, el doble que la aviación civil y casi tres veces más que la industria química, por ejemplo.

En general, las exportaciones en defensa van bien. Las operaciones aprobadas por el Gobierno crecieron hasta los 26.551 millones en 2020, un 163% más que en 2019. Y el sector aeronáutico es el que lleva la batuta. El 72% de esas ventas de defensa son aeronaves, casi todas con países de la UE y la OTAN, concretamente el 77,3% del total. Tres países llevaron la voz cantante: Países Bajos, con 662 millones de euros por tres aviones de reabastecimiento en vuelo (MRTT); Alemania, con 659 millones por un MRTT, un A-400M y equipos de aviones de transporte; y Francia, con 414 millones por un MRTT y un A-400M.

Los dos aviones estrella de las fábricas sevillanas

En cuanto a los contratos recién conseguidos, Kazajistán ha comprado dos A-400M, convirtiéndose así en el noveno operador de esta aeronave junto a la propia España, Alemania, Francia, Reino Unido, Turquía, Bélgica, Malasia y Luxemburgo. La primera unidad se entregará en 2024.

Los dos A-400M de Kazajistán elevan el número total de unidades de este modelo a 176, de los que ya se han entregado más de un centenar. Estas aeronaves podrían no ser las únicas que compre el Gobierno de Kazajistan. Recientemente, el vicepresidente ejecutivo del departamento de Military Aircraft (Aviones Militares) de Airbus, Jean-Brice Dumont, que desde hace pocos meses sustituye al español Alberto Gutiérrez, que ha pasado a ser director de operaciones del grupo, aseguró que Kazajistán podría encargar más unidades que también hay otros países “interesados” en la aeronave.

Es de reseñar que los A-400M se han vuelto famosos en las últimas semanas al convertirse en el avión estrella de las evacuaciones en Afganistán. Como curiosidad habría que destacar que esta no ha sido la única vez que este avión es protagonista televisivo, la aeronave dio a conocer en la gran pantalla con el actor Tom Cruise colgando de uno de los laterales en una de las misiones imposibles que dieron título a la popular serie de películas.

Imagen de un A400M en fase de producción en la planta de Airbus en Sevilla.
Imagen de un A400M en fase de producción en la planta de Airbus en Sevilla.

El programa A-400M se puso en marcha en 2003 por siete miembros de la OTAN: Alemania, Bélgica, España, Francia, Gran Bretaña, Luxemburgo y Turquía. Se trata de un avión concebido para desarrollar misiones tácticas, estratégicas y logísticas. Es capaz de transportar en su bodega 37 toneladas de carga en un volumen de 340 metros cúbicos. Estas características le permiten alojar, por ejemplo, un helicóptero NH-90 o un CH-47 Chinook, o bien dos vehículos pesados. También es capaz de llevar un camión logístico pesado, una lancha de rescate o incluso grandes grúas móviles y excavadoras para emplearlas en operaciones de socorro.

Si se utiliza para el despliegue de tropas, entonces puede llevar hasta 116 soldados o paracaidistas. Está certificado para el reabastecimiento en vuelo de los cazas de combate Eurofighter, Rafale, Tornado o F/A-18, a la velocidad y altitud de su preferencia, y también es capaz de repostar a aviones de transporte, como otro A-400M, el C-295 o el C-130. El avión tiene una envergadura de 42 metros y una longitud de 45.

16 aviones para la India y cuatro años de trabajo para España

El contrato con India del C-295, formalizado hoy mismo, es mucho más jugoso en cifras. La cantidad total de aviones adquiridos por el país de Oriente Medio es de 56 aeronaves, de las que 16 se fabricarán en España y el resto en la India. La operación total supera los 2.100 millones de euros y los 16 aviones fabricados en España serán entregados a lo largo de los cuatro años siguientes a la firma del contrato.

Acto de entrega del avión C-295 número 200 en la planta de Airbus de Sevilla
Acto de entrega del avión C-295 número 200 en la planta de Airbus de Sevilla FOTO: RAÚL CARO EFE

El C-295 es un avión de usos múltiples lanzado en 2021 como versión evolucionada del CN-235. Puede desarrollar diferentes cometidos, como misiones humanitarias, transporte en general, operaciones de despliegue de fuerzas de intervención rápida, vigilancia marítima, guerra antisubmarina, medio de alerta temprana en el aire, inteligencia de señales, apoyo aéreo cercano y en distintas tareas de seguridad del territorio.

La aeronave tiene 25 metros de envergadura y más de 23 toneladas de peso máximo al despegue, está preparado para transportar a 71 paracaidistas en su bodega de 12,7 metros de longitud o, entre otras opciones, cinco pallets grandes o bien diez pequeños. Su velocidad máxima de crucero es de 260 nudos (480 kilómetros por hora). Una treintena de países han adquirido más de dos centenares de aviones de este modelo. Entre ellos se encuentran España, responsable del desarrollo del aparato en los años 1990, Arabia Saudí, Argelia, Bangladés, Brasil, Burkina Faso, Canadá, Chile, Colombia, Costa de Marfil, Ecuador, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Filipinas, Finlandia, Ghana, Guinea Ecuatorial, Indonesia, Irlanda, Jordania, Kazajistán, Malí, México, Omán, Polonia, Portugal, República Checa, Tailandia, Uzbekistán, Vietnam y ahora la India.