El tuitero que publicó un falso positivo de Illa afirma ser víctima de “una campaña de persecución”

Su defensa pide el archivo de la investigación judicial contra él por falsedad en documento oficial e injurias e insiste en que se limitó a compartir un documento “que era tendencia en redes sociales”

Salvador Illa, en un acto de campaña en las elecciones catalanas del pasado febrero
Salvador Illa, en un acto de campaña en las elecciones catalanas del pasado febreroPSC PSC

La defensa del tuitero Luis Pérez, conocido como Alvise Pérez en redes sociales, ha pedido al juez que le investiga por publicar el pasado febrero en Twitter una falsa PCR positiva del ex ministro de Sanidad Salvador Illa que archive la causa. Su abogado, Miguel Durán, insiste en que “no fue el primer divulgador de dicho documento” y que “se limitó a compartir y opinar sobre algo que era tendencia en redes sociales”.

El letrado considera que tanto la Fiscalía como el resto de las acusaciones -en representación de PSOE-PSC y el propio Illa- han “silenciado” esos extremos, que considera “relevantes”, con el objetivo de provocar “un efecto disuasivo en la libertad de expresión” a modo de “advertencia para todos aquellos que publican opiniones disidentes con el poder político”.

En su escrito de petición de sobreseimiento de las actuaciones, presentado el pasado lunes en el Juzgado de Instrucción número 33 de Barcelona, la defensa de Alvise Pérez sostiene que el objetivo de la Fiscalía -que imputa al tuitero la comisión de un delito de falsedad en documento oficial y otro de injurias- no es la “voluntad real de perseguir al verdadero autor del documento, sino simplemente buscar selectivamente” la imputación de su cliente “omitiendo datos como parte de una estrategia política para promover una campaña de persecución” contra él “al resultar sus opiniones políticas molestas o incómodas”.

El pasado día 23, el tuitero -que tiene más de 260.000 seguidores en Twitter- admitió en su comparecencia como investigado ante el juez que publicó la falsa PCR positiva del ex ministro de Sanidad (coincidiendo con la campaña de las elecciones catalanas en las que Illa encabezó la candidatura socialista) sin comprobar su veracidad, pero aseguró que no fue el primero que difundió el documento, según informó Efe. Pero según el Ministerio Público, su objetivo era perjudicar a Illa en su carrera electoral a la Presidencia de la Generalitat.

De hecho, las acusaciones consideran que el polémico documento (con fecha de 6 de febrero y membrete de la clínica QuirónSalud, que confirmó la falsedad de la PCR) fue confeccionado por el propio Alvise Pérez.