¿Qué pasó con el arco «a los caídos» derribado en Ávila?

Los foros por la Memoria apuntan a la Subdelegación del Gobierno, que achaca el desplome al efecto del paso del tiempo y el clima

El arco de Ávila «a los caídos de la región» apareció en este estado el 28 de diciembre. La cruz y el yugo y las flechas los custodia el Ayuntamiento de Cuevas del Valle
El arco de Ávila «a los caídos de la región» apareció en este estado el 28 de diciembre. La cruz y el yugo y las flechas los custodia el Ayuntamiento de Cuevas del Valle FOTO: La Razón La Razón

El monumento levantado en 1948 en el Puerto del Pico (Ávila) a los «caídos de la región» es desde el 28 de diciembre un montón de escombros junto a una milenaria calzada romana. Cuando se retiren no quedará rastro de un enclave señalado por los foros de Memoria Histórica, que pidieron reiteradamente su desaparición en base a la Ley de Memoria Histórica en vigor, incluso con concentraciones ante la Subdelegación del Gobierno.

El Ayuntamiento de Cuevas del Valle, en cuyo término se levantaba el conjunto de piedra y ladrillo, y la Guardia Civil, han apuntado al «deterioro» por efecto del tiempo y el clima como causa de la caída, pero la Asociación para la Recuperación Histórica y Defensa de la Memoria de Talavera de la Reina Puente de Hierro ha denunciado –apoyándose en un informe técnico– que lo «han echado abajo».

Un extremo que acaban de hacer suyo como causa del derrumbe los foros por la Memoria de Ávila, el Valle del Tiétar y La Vera, que van a presentar un escrito a la Subdelegación del Gobierno en Ávila para preguntar si ha sido la «responsable» del derribo, «solicitando el proyecto y las facturas con los gastos originados», así como la documentación «con las indagaciones e investigación de la policía judicial».

Desde la representación del Ejecutivo en Ávila niegan cualquier implicación en lo sucedido. «No tenemos nada que ver, ni la Subdelegación, ni la Secretaría de Estado de Memoria Democrática, ni el Ministerio [de Presidencia]», señalan a LA RAZÓN fuentes de la Subdelegación del Gobierno, que aseguran «se enteraron el mismo día de la caída» y preguntaron a la Dirección General de Memoria Democrática –cuyo titular, Diego Blázquez, es abulense precisamente–. Desde allí «no ha partido ninguna orden para que se derribe [el arco]; es más, el Estado ha ordenado una investigación a la Guardia Civil», que hasta el momento «descarta que se haya usado explosivo o un objeto contundente para echarlo abajo». La hipótesis que se maneja «sigue siendo la de un derrumbe fortuito, porque el conjunto estaba muy deteriorado y sometido a condiciones climáticas extremas». «Ese día llovió bastante», apuntan estas fuentes, que recuerdan que el Puerto del Pico «se encuentra habitualmente en el top de temperaturas mínimas», por lo que «las heladas y la dilatación» habrían abocado a ese desenlace. Respecto a las facturas y la documentación que los foros reclaman «no existe», asegura la representación gubernamental, «porque no se ha actuado para nada».

El subdelegado propondrá una reunión con las asociaciones para abordar este tema «a partir de la semana que viene», y «se está a disposición de las autoridades locales para la retirada de escombros y dejar limpio el paraje», señalan las mismas fuentes.

Por su parte, y tras reconocer la «gran alegría» que ha supuesto la demolición del monumento, estos foros destacan «los rumores y especulaciones» que se han «desatado por las formas», con el objetivo de saber «el quién, el cómo y el cuándo se derribó». «Si bien, y en efecto, lo importante es que ya es historia, también nosotros nos estamos planteando las mismas preguntas», señalan en una nota de prensa, antes de indicar que no fueron sus integrantes autores de dicha acción «y no por falta de ganas». Y ello, porque de haberlo hecho, tal cual «se ha perpetrado», estarían «seguramente en los juzgados con graves problemas». Además, aseguran albergar «sospechas muy fundadas de que quien lo ha derribado, a pesar de tener la Ley de la Memoria Histórica de su parte para ejecutar el derribo con luz y taquígrafos, ahora lo ha hecho de forma cobarde, con nocturnidad y alevosía, contraviniendo el procedimiento legal», de «forma clandestina».

Consideran estos foros memorialistas que se ha hecho «un flaco favor al Estado de Derecho y a la Democracia, dando argumentos a la extrema derecha para su denuncia y para reprobar la actuación en los juzgados (...) burlándose de los familiares de las víctimas del franquismo y de las asociaciones que llevan años demandando su demolición».

El arco con la inscripción "a los caídos de la región", antes de su derrumbe
El arco con la inscripción "a los caídos de la región", antes de su derrumbe FOTO: La Razón La Razón

Los foros por la Memoria no creen que «hayan mediado fuerzas naturales –o sobrenaturales–, ni que sean las responsables de su derrumbe», ya que están «convencidos» de que ha sido «la intervención humana y técnica la que ha procedido a su demolición». «Sin embargo, ahora se nos dice por parte de las autoridades competentes, ofendiendo a la inteligencia, que ha sido el deterioro del engendro y la proverbial acción de la madre naturaleza la que ha provocado la caída del monumento fascista».

Apuntan estos foros que si no se aclaran los interrogantes, «al final la noticia no va a ser el derribo del monumento, sino el quién, el cómo y el cuándo se ha tirado». «Con esta actuación clandestina, se nos ha privado a las asociaciones y a los ciudadanos que llevan años luchando para que se cumpliera la ley y se derribara, la posibilidad de ver, en vivo y en directo, culminar este anhelo y el deseo de verdad, justicia y reparación», concluyen.

La asociación Puente de Hierro cree que las manifestaciones realizadas por los foros por la Memoria de Ávila, el Valle del Tiétar y La Vera «confirman las aportaciones técnicas proporcionadas» por la entidad «que apuntan a una destrucción deliberada del monumento». Desde la asociación reclaman «que se investiguen los hechos y que actúe la Justicia frente a los responsables y ejecutores de esta destrucción de nuestro patrimonio histórico y cultural». En este sentido, Falange Española de las JONS presentó una denuncia en los juzgados de Arenas de San Pedro.

Mientras, el Ayuntamiento de Cuevas del Valle custodia la cruz y el yugo y las flechas que remataban el arco de época franquista. Su destino final es en este momento una incógnita.