Casado llama a Sánchez para darle su apoyo en la crisis de Ucrania y le pide que comparezca en el Congreso

El presidente del PP exige unidad dentro del gobierno ante las declaraciones de Podemos y le ofrece “la mochila austriaca” como alternativa a su contrarreforma laboral

Pablo Casado ha tomado la iniciativa y se ha puesto en contacto con el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, para abordar la crisis de Ucrania. Pese a las quejas hace apenas dos días por la falta de comunicación, el presidente del PP ha descolgado hoy el teléfono ante la parálisis gubernamental para abordar esta cuestión de Estado. Una llamada de 25 minutos en la que le ha manifestado que cuenta con el apoyo del PP para ejercer sus obligaciones en el marco de la OTAN.

Sin embargo, también le ha reiterado la necesidad de que comparezca en el Congreso de los Diputados “en aras de la mayor transparencia en esta crisis”, una solicitud que el Grupo Parlamentario Popular formalizará en las próximas horas en la Cámara Baja. Desde el PP aseguran que “siempre hemos entendido esta como una cuestión de Estado”, motivo por el que dicen haber tomado la iniciativa y llamar al presidente del Gobierno, “por responsabilidad”.

Una cuestión de Estado que debería contar con el consenso, no solo de los partidos de la oposición. En este sentido, Casado tomaba como ejemplo la actuación del resto de países europeos y reclamaba a Sánchez unidad de acción dentro del gobierno en política exterior, más si cabe tras las últimas actuaciones de sus socios de coalición, que ya han demostrado que no se lo pondrán fácil al jefe del Ejecutivo en la crisis ucraniana. Ambos partidos han tratado de apropiarse el «no a la guerra» que protagonizó la contienda en Irak, lo que ha provocado más de una tensión en el seno del Gobierno y más de un enfrentamiento como el protagonizado entre la ministra de Defensa Margarita Robles y el exvicepresidente Pablo Iglesias. Por este motivo, Pablo Casado se ha ofrecido a utilizar la experiencia en el plano internacional del PP y asesorar al Ejecutivo.

No obstante, hay que recordar que, hace apenas dos días, el líder del PP tildaba de “sobreactuación mediática” la actitud de Pedro Sánchez ante la crisis de Ucrania. Recalcó que debería ser el propio presidente del Gobierno quien informara en sede parlamentaria, “si es posible”, al tiempo que se quejaba de que seguía sin llamarle para informarle de ello. A su juicio, el jefe del Ejecutivo no quería contar con la oposición, pero luego “hace propaganda” diciendo que “es el PP el que bloquea”.

Contrarreforma laboral: la mochila austriaca

En esa llamada, ambos líderes han tenido la oportunidad de tratar otros temas, como la polémica contrarreforma laboral, que el Ejecutivo de Sánchez trata de sacar adelante a toda costa. Fuentes del PP, aseguran que Casado le ha ofrecido una alternativa: la mochila austriaca, tal y como defiende el Banco de España y defendía su propia ministra de Economía, Nadia Calviño.

Asimismo, destacan que el presidente del PP le ha vuelto a tender la mano para crear una agencia independiente para la gestión de los fondos europeos. En este punto, Sánchez ha aprovechado para pedirle al líder de la oposición que “deje de poner en duda la gestión de los fondos europeos”. Y es que, a juicio de Moncloa, la estrategia seguida hasta la fecha por el PP “solo daña la imagen de España”.