Economía

El Gobierno plantea “ayudas de Estado” para bajar la luz, la gasolina y el gas

El PP considera que no se han cumplido sus “expectativas” porque no ha habido concreción en las medidas, que se aprobarán el 29 de marzo

El PP considera que no se han cumplido sus “expectativas” porque no ha habido concreción en las medidas, que se aprobarán el 29 de marzo.
El PP considera que no se han cumplido sus “expectativas” porque no ha habido concreción en las medidas, que se aprobarán el 29 de marzo. FOTO: Jesus G. Feria La razon

El Gobierno busca dar una respuesta a la crisis económica derivada de la guerra en Ucrania y lo está haciendo en dos frentes: el internacional y el nacional. A nivel europeo, Pedro Sánchez comienza hoy una gira con líderes de hasta ocho países para tratar de arman su adhesión a la propuesta española de desacoplar el precio del gas del de la electricidad. Una propuesta que debe estar madura para el trascendente Consejo Europeo de los días 24 y 25 de marzo en Bruselas.

En paralelo, el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, y las tres vicepresidentas, Nadia Calviño, Yolanda Díaz y Teresa Ribera mantienen una ronda de contactos con los partidos políticos para sumar sus propuestas de cara al Plan Nacional de respuesta a las consecuencias de la guerra que aprobará el Gobierno en el Consejo de Ministros del 29 de marzo. Será entonces cuando el Gobierno acometa la rebaja de impuestos comprometida y acordada con las CC AA en la Conferencia de Presidentes de La Palma.

“El Gobierno va a bajar la gasolina, la luz y el gas”, ha confirmado Bolaños ante los medios en el Congreso de los Diputados, tras reunirse con el PP. En Moncloa dicen ser “plenamente conscientes” del alza que han sufrido los sectores más impactados por el conflicto y están reuniéndose con los partidos políticos para trasladarles las medidas que propone el Ejecutivo. Unas medidas que públicamente no quieren concretar, y en privado los partidos aseguran que tampoco detallan, porque primero quieren lograr un consenso a nivel europeo en la cita del 24 y 25 de marzo, para hacerlo de la mano de los “socios europeos y de la Comisión Europea”.

Se están barajando varios mecanismos, desde ayudas de Estado hasta topar los precios, y aunque en el Ejecutivo esperarán hasta el Consejo Europeo sí advierten de que, si entonces no se toman decisiones satisfactorias, el Gobierno actuará de manera unilateral. Sin embargo, aunque la propuesta de bajar los impuestos es compartida por el PP, el principal partido de la oposición quiere que la rebaja se acometa de manera inminente, sin esperar dos semanas. En Moncloa hablan de una bajada de impuestos “inmediata y sencilla”, pero mantienen en su horizonte el Consejo de Ministros del 29 de marzo como fecha para aprobarla.

El PP: “No se cumplen las expectativas. Ni una medida concreta”

El PP, por su parte, ha salido de la reunión ciertamente defraudado, porque considera que “no se han cubierto las expectativas” con las que acudían a la cita, ya que “no se ha trasladado ninguna medida concreta”. Los populares sí han trasladado sus propuestas, entre las que se encuentran la bajada del IVA del combustible al tipo superreducido del 4%, así como la rebaja del impuesto especial de hidrocarburos. También la necesidad de reflactar el IRPF para que la inflación se pueda bajar y abordar desde el punto de vista del gasto público, la racionalización del mismo.

En el PP entienden que es momento de que el Gobierno también haga sacrificios y se apriete el cinturón, reduciendo el gasto público y revisando los PGE hasta un margen de ahorro de 60.000 millones de euros, como indica un estudio del Instituto de Estudios Económico (IEE). También se ha trasladado a la delegación gubernamental la necesidad de que todas las subidas de impuestos previstas se paralicen, algo que ya contemplaba Moncloa, así como que no haya un alza de las cotizaciones hasta que el PIB recupere los niveles prepandemia.