Podemos pierde otro escaño: una diputada se pasa al grupo mixto y deja a la coalición con 153 escaños

El partido tacha a la diputada de “tránsfuga” y la pide que devuelva el acta. Este nuevo revés interfiere en la aritmética parlamentaria del Gobierno en el Congreso de los Diputados

Las candidatas de Unidas Podemos en Las Palmas preparan el inicio de la campaña
Las candidatas de Unidas Podemos al Congreso por Las Palmas, Victoria Rosell (i) y Meri Pita (d), en un encuentro de diversos colectivos y asociaciones juveniles de Gran Canaria, horas antes del inicio de la campaña electoral. FOTO: Ángel Medina G. EFE | EFE

La diputada de Unidas Podemos María del Carmen Pita, ha decidido abandonar el grupo parlamentario confederal y pasarse al grupo mixto, según ha adelantado el Periódico de España y ha confirmado LA RAZÓN. La diputada ha mandado una carta a sus compañeros de partido confirmando su decisión.

La diputada canaria, Meri Pita, es conocida por su oposición crítica en muchas de las decisiones que adopta el partido morado y en concreto contra la dirección de Ione Belarra. De hecho, cuando el Ejecutivo pactó la renovación del Tribunal Constitucional, esta diputada junto a la dirigente Gloria Elizo, decidió romper la disciplina de voto en contra de la decisión del grupo parlamentario. En esa carta enviada a la dirección, Pita señala “la deriva orgánica” de la formación y acusa a la dirección de “manipulación”, “sectarismo” y “cobardías” con “proyectos biográficos mucho más que políticos y lejos de principios”. A su juicio, Podemos no es “en estos momentos una organización ni democrática ni mucho menos plurinacional”.

Pita señala que “la deriva orgánica está ahí con sus individualidades, sus miserias, sus manipulaciones, su sectarismo, sus cobardías y, cada vez más, sus proyectos biográficos, mucho más que políticos y lejos -muy lejos en cualquier caso- de los principios” que motivaron la entrada en política de Podemos. Añade con contundencia que su partido “no es en estos momentos una organización ni democrática ni mucho menos plurinacional”.

Su decisión de dejar Unidas Podemos, pero reteniendo el escaño, deja al partido morado con solo 33 escaños en el arco parlamentario frente a los 35 obtenidos tras las últimas elecciones generales. El escaño anteriormente perdido es el que correspondía al también ex diputado canario Alberto Rodríguez, cuya vacante lleva cinco meses sin cubrir tras la sentencia del Tribunal Supremo que le obligaba a la perdida del escaño.

Ante esta decisión que pone en jaque la mayoría del Ejecutivo de coalición en el Congreso de los Diputados, fuentes de Unidas Podemos precisan que su acta fue lograda gracias a que se presentó en las listas de Unidas Podemos y porque 140.000 canarios y canarias votaron a Unidas Podemos. “Estamos ante la decisión de una persona que logró un acta de diputada presentándose en las listas de Unidas Podemos, y 140.000 canarios y canarias votaron a Unidas Podemos para que este proyecto político les representara en el Congreso de los Diputados”. Así mismo, el partido pide a la diputada canaria que devuelva el acta a los canarios que “confiaron en Unidas Podemos” y tachan su comportamiento de “tránsfuga”.

Este nuevo revés afecta directamente a la aritmética parlamentaria del Gobierno de coalición en el Congreso de los Diputados. El Ejecutivo gobierna gracias a una minoría parlamentaria y cada voto debe ser negociado in extremis en la agenda legislativa que Moncloa lleva a la Cámara Baja. Máximo en un momento donde las relaciones del Gobierno con sus socios está en el límite debido al cambio de posición de Pedro Sánchez en política exterior con su apoyo al plan autonomista de Marruecos para el Sáhara Occidental.

Horas después, Podemos Canarias actuaba suspendiendo de militancia a la diputada canaria, aunque subrayando que todavía “no existe ninguna” comunicación sobre la intención de Meri Pita de pasar al grupo mixto del Congreso de los Diputados con Ana Oramas y Pedro Quevedo, según ha explicado el secretario de Organización de Podemos Canarias, César Merino. Al igual que Unidas Podemos, Podemos Canarias ha exigido a la diputada su acta de diputada y ha dejado entrever que varios cargos que apoyan a la Meri Pita estaban advertidos de “expulsión” del partido por incumplimiento del código ético, concretamente en lo que se refiere a la limitación salarial y las aportaciones económicas a la formación”.

La dirección autonómica acusa a la diputada, además, de estar creando un nuevo partido registrado hace semanas a nombre de cargos que simpatizarían con la diputada. También teníamos conocimiento de la creación de un nuevo partido que empezó como una pequeña asociación y que se registró hace unas semanas a nombre de cargos que simpatizan con la diputada, por lo que el movimiento parece ser el de transfugar hacia un nuevo proyecto que de ninguna manera es el mismo porque el que obtuvo su acta en 2019.