Bruselas amenaza a Argelia con represalias si no levanta el embargo comercial a España

La Comisión Europea recuerda que la política comercial es un competencia exclusiva de Bruselas, lo que significa que es la encargada de negociar cualquier acuerdo de este ámbito en representación de los Veintisiete

El ministro de Asuntos Exteriores, Jose Manuel Albares, ha viajado hoy de urgencia a Bruselas para recabar apoyos en el Ejecutivo comunitario debido a la crisis desatada con Argelia. Tras entrevistarse con el vicepresidente Valdis Dombrovskis, la Comisión Europea ha emitido un comunicado en el que sigue primando el diálogo para resolver la situación, pero también advierte de posibles represalias comerciales si el país norteafricano no reconduce sus relaciones con España.

El texto recuerda que la política comercial es un competencia exclusiva de Bruselas, lo que significa que la Comisión Europea es la encargada de negociar cualquier acuerdo de este ámbito en representación de los Veintisiete y que, por lo tanto, la respuesta a cualquier violación del acuerdo también es común. “La política comercial es una competencia exclusiva de la UE y la UE está preparada para ponerse en pie contra cualquier medida coercitiva que se ponga en marcha contra cualquier Estado miembro. Sin embargo, la UE continua a favor de favorecer primero el diálogo para resolver las diferencias”, asegura el comunicado firmado tanto por Dombrobvskis como por el máximo representante de la diplomacia comunitaria, Josep Borrell.

Acuerdo Euromediterráneo de 2005

En el caso del país norteafricano, las relaciones comerciales con el bloque están regidas por el Acuerdo Euromediterráneo de 2005 que ahora ha sido puesto en cuestión. Según los últimos datos correspondientes a 2019, los Veintisiete son el principal socio comercial de Argelia ya que representan casi la mitad de sus transacciones (el 46,7%).

Este pasado miércoles el Gobierno argelino decidió por sorpresa suspender el tratado de Amistad y Buena Cooperación con España y congelar las transacciones financieras entre los dos países. Un gesto que para la Comisión Europea “en principio parece vulnerar el Acuerdo de Asociación entre la UE y Argelia, en particular en el área de comercio e inversión”.

Bruselas señala que España no está sola en este conflicto ya que “las relaciones bilaterales de países terceros con Estados miembros forman parte de sus relaciones con la UE. La unidad y la solidaridad dentro de la UE siguen siendo claves para defender nuestros intereses y valores en nuestras relaciones con todos los países”. Si bien el Ejecutivo comunitario no detalla en su texto hasta dónde pueden llegar estas represalias si Argelia no cesa en su embargo comercial contra España, en última instancia esto podría suponer la paralización de todo el Acuerdo de Asociación.

Declaraciones de Albares

Albares se ha mostrado satisfecho con este apoyo. “Hemos constatado el rechazo de las instituciones europeas, que también es nuestro rechazo. Lo que queremos es que de la forma más rápidamente posible se vuelva al diálogo que tiene el pueblo español con el argelino y que se vuelva a unas relaciones económicas y comerciales normales”, ha asegurado en declaraciones a la prensa tras la reunión en la sede de la Comisión Europea. El titular de Asuntos Exteriores también ha reconocido de la prioridad ahora del gobierno es mantener “una firme defensa de nuestras empresas y de los intereses del país que son también los de la UE”.

“Argelia es un importante socio para la Unión Europea en el Mediterráneo y un actor clave para la estabilidad regional. Confiamos en que, en nombre de nuestro partenariado fuerte y largo, una solución rápida pueda encontrarse para restablecer totalmente las relaciones comerciales y de inversiones”, asegura también la declaración. Si bien Bruselas considera que en primera instancia deben ser los contactos entre Madrid y Argel los que solventen la situación, la diplomacia europea vuelve a recordar que está lista para “apoyar estos esfuerzos”.

Antes del viaje exprés de Albares, los portavoces de la Comisión Europea, normalmente muy prudentes cuándos se trata de las relaciones diplomáticas entre un país miembro y un Estado tercero, no ocultaron este jueves su preocupación e incluso apelaron de manera directa a Argelia para que reconsidere su postura de congelar las relaciones con España. En palabras del Ejecutivo comunitario la ruptura de relaciones entre los dos países es “extremadamente preocupante”. Esta crisis entre Madrid y Argel llega en un momento especialmente delicado ya que los socios europeos están buscando a contrarreloj países de suministro alternativos de hidrocarburos para disminuir su dependencia respecto a Moscú, en plena guerra con Ucrania.