Díaz pactará con Unidas Podemos si remodela la cuota morada

Esperará a hablar con Sánchez, pero las discrepancias con Podemos complican los relevos

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz; la de ministra de Igualdad, Irene Montero, y la de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, en un acto del ministerio de Igualdad por el día del Orgullo
La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz; la de ministra de Igualdad, Irene Montero, y la de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, en un acto del ministerio de Igualdad por el día del Orgullo FOTO: FERNANDO ALVARADO EFE

Las cartas todavía no está encima de la mesa y es por ello que en el ala morada en Moncloa no quieren tampoco desvelar sus movimientos. Ante una futura remodelación en Moncloa –prevista en principio para septiembre–, Unidas Podemos se enfrentaría a la primera ocasión en la que haría cambios a la par que el PSOE. De momento, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, niega esta posibilidad, aunque ello también ocurrió hace un año, en julio de 2021, Los morados, hasta ahora, han practicado reorganizaciones quirúrgicas. La primera, obligada por la salida de Pablo Iglesias del Gobierno –tras la que Ione Belarra ascendió a ministra, Yolanda Díaz a vicepresidenta y Enrique Santiago a secretario de Estado–; la segunda, la sustitución del ministro de Universidades, Manuel Castells, por Joan Subirats, y recientemente el cambio de Enrique Santiago por Lilith Verstrynge, a causa de la guerra fratricida en la izquierda.

Ahora, cuando la remodelación de Gobierno se confirme, Unidas Podemos volvería a tener la oportunidad de repensar una reestructuración de sus ministerios. De momento, fuentes oficiales de la vicepresidencia segunda prefieren no hacer declaraciones sobre esta posibilidad, a la espera de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, concrete su plan de renovación. Pero, según ha podido saber este diario, la vicepresidenta segunda tomará decisiones una vez mantenga esta conversación con el líder del Ejecutivo y después dialogará con el espacio de Unidas Podemos los posibles relevos. Principalmente, sobre los cambios que afectan a la cuota morada, Sánchez no tiene potestad para decidir, sino que según el acuerdo de Gobierno, debe ser el espacio de Unidas Podemos quien pulse el botón. Díaz, como líder de Unidas Podemos en Moncloa, pactará con su área los posibles cambios si decide renovar. Deberá hablar con la líder de Podemos, Ione Belarra, que tiene el poder directo sobre los ministerios de Igualdad (Irene Montero) y el de Derechos Sociales (el que ella misma lidera), mientras que el Ministerio de Consumo que pilota Alberto Garzón corresponde a Izquierda Unida y el de Universidades, es responsabilidad de los comunes, por lo que la decisión a tomar será colegiada en el espacio de Unidas Podemos. Aun así, según ha podido saber este diario, a día de hoy no se esperan cambios en el ala morada.

Y menos en el momento de eclosión que vive la izquierda tras el nacimiento de la plataforma de escucha de la vicepresidenta, donde los morados se dirigen a Díaz como «aliada electoral», reduciendo las posibilidades a diluirse en su proyecto y ésta pospone la conversación sobre la influencia de los partidos hasta que no concrete su futuro a finales de año. Cualquier intento por parte de la ministra de Trabajo de sustituir a algún ministro morado sería interpretado como un movimiento para rebajar la visibilidad de Podemos y, por tanto, las posibilidades se limitan. Desde Podemos se enfría también esa posibilidad al ser sus principales dirigentes ministras. En la primera remodelación de Sánchez hace un año la vicepresidenta «blindó» precisamente su cuota para no generar tensiones con los morados que hoy volverían a reeditarse.