MENÚ
martes 23 julio 2019
04:03
Actualizado

Ayuntamientos soberanistas: Un “ejército” de 6.000 concejales contra la Constitución

El independentismo alienta que sus ediles prometan hoy el cargo por la «República catalana».

  • Ayuntamientos soberanistas: Un “ejército” de 6.000 concejales contra la Constitución

Tiempo de lectura 4 min.

15 de junio de 2019. 04:11h

Comentada
Javier Gallego 15/6/2019

El independentismo volverá a estar hoy bajo la lupa de la Junta Electoral Central (JEC). Los más de 6.000 concejales electos separatistas en los 947 municipios de toda Cataluña prometerán el cargo bajo la sombra del aviso de la JEC del lunes: «Solamente pueden reputarse válidas aquellas fórmulas que expresamente manifiesten la voluntad incondicionada de acatar la Constitución». El acuerdo de la administración electoral se tomó a raíz de un recurso que presentaron dos entidades constitucionalistas (Impulso Ciudadano y Aixeca’t-Levántate), precisamente, para tratar de frustrar una campaña que ha organizado la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI) que aspira a que los ediles secesionistas prometan o juren por la «República catalana».

La AMI ha distribuido entre los concejales independentistas un texto con la fórmula propuesta para emplear. «Por expresión democrática de la voluntad ciudadana, manifiesto el firme compromiso con los valores de la república catalana y declaro que continuaré trabajando en la construcción de una Cataluña políticamente libre, socialmente justa, económicamente próspera y territorialmente equilibrada», reza el documento. Si bien, desde la propia AMI se matiza que esa fórmula propuesta no es más que una «sugerencia» para acompañar la promesa del cargo: según la organización, la fórmula propuesta no sustituye a la que establece la Ley Orgánica de Régimen Electoral General (LOREG), sino que «una va detrás de la otra». «Es complementaria», afirmó ayer su presidente, Josep Maria Cervera, que mantuvo una reunión con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, en el Parlament. La LOREG, en su artículo 108.8, fija que «en el momento de tomar posesión y adquirir la plena condición de sus cargos, los candidatos electos deben jurar o prometer acatamiento a la Constitución».

Es decir, desde la AMI, que ha distribuido hasta 6.000 tarjetas con la fórmula –entre ERC (3.107), JxCat (2.798 y la CUP (335) suman 6.240 ediles de los 9.077 que hay en juego en Cataluña–, se hace también un llamamiento a ajustar la promesa del cargo a los mínimos que dicta el ordenamiento legal para poder darle validez –y, de paso, evitar que cunda cualquier temor a posibles consecuencias (el desacato de Quim Torra a la JEC ha desembocado en un proceso judicial en Tribunal Superior de Justicia de Cataluña)–. Si bien, el acatamiento de la Constitución, como precisa la LOREG, hace ya tiempo que se evaporó de las fórmulas empleadas por el independentismo, que mayoritariamente apuesta por prometer o jurar por «imperativo legal» e incorpora algún tipo de reivindicación.

Los dos principales partidos políticos independentistas se han adherido a la propuesta de la AMI. ERC ha distribuido sugerencias a sus concejales y ha propuesto que usen la fórmula «Sí, prometo por imperativo legal...» o «Sí, juro por imperativo legal...» y, a continuación, añadirle el texto difundido por la AMI. De hecho, el presidente del grupo parlamentario de Esquerra en el Parlament, Sergi Sabrià, restó hierro a la controversia desatada y ya advirtió hace unos días de que los ediles de su partido prometerán el cargo con la fórmula que más cómodos se sientan.

Por su parte, JxCat, ha sugerido dos propuestas: por un lado, la de la AMI, y por otro, una propia, para recordar a los presos: «Prometo o juro por imperativo legal con lealtad al madato democrático y al pueblo de Cataluña y con solidaridad y apoyo a los presos y presas políticos y a los exiliados y exiliadas, manifiesto mi firme compromiso con la igualdad y la libertad y declaro que continuaré trabajando en la construcción de una Cataluña políticamente libre, socialmente justa, económicamente próspera territorialmente equilibrada». Para supervisar que la toma de posesión discurra por los cauces legales estarán los secretarios de los Ayuntamientos, que se encargarán de notificar si ha habido alguna fórmula que no se ajusta a la legalidad. Planeará, por tanto, durante la jornada el aviso de la JEC, aunque el presidente de la AMI expresó ayer su rechazo a la alerta porque considera que «no es competente en esta cuestión».

Entre ERC, JxCat, la CUP y Primàries (candidaturas que impulsó la Asamblea Naciona Catalana en algunos municipios) ya tienen garantizadas 575 alcaldías de los 947 que hay en juego en toda Cataluña, ya que en esos municipios obtuvieron mayoría absoluta. En total, las cuatro formaciones vencieron en 739 municipios. Si nada cambia a última hora, el independentismo logrará la alcaldía de tres de las cuatro capitales de provincia –Lleida, Tarragona y Girona–, aunque se quedará sin la visibilidad que otorga Barcelona.

Últimas noticias