MENÚ
viernes 20 septiembre 2019
21:13
Actualizado

El Juan Sebastián de Elcano deja el continente americano

  • El Juan Sebastián de Elcano deja el continente americano

Tiempo de lectura 4 min.

08 de mayo de 2019. 13:08h

Comentada
Guillermo Ferraz y Miguel Sánchez González del Tánago.  8/5/2019

ETIQUETAS

Aquí estamos otra semana y ahí está usted, ojo avizor otra vez, junto a cada vez más y más gente que sigue nuestra estela. Porque uno de los responsables de este pequeño éxito de tratar de difundir esta experiencia es usted al compartirlo con su familia y con sus amigos, así que no nos queda otra que darle las gracias y esperar que siga así estos dos meses que nos quedan por la proa.

El Juan Sebastián de Elcano deja el continente americano

Finalizamos otra etapa de este crucero; dejamos por la popa el continente americano en el que hemos sido recibidos con los brazos abiertos en cada puerto al que hemos arribado. San Juan de Puerto Rico, Cartagena de Indias, Veracruz, Pensacola, La Habana y Boston son parte ya de nuestro recuerdo y de nuestras crónicas, hay algunos que ya parecen tan lejanos en el tiempo... Hemos visitado sitios impresionantes e indescriptibles, conocido a gente muy interesante, y culturas muy ricas y diferentes a la nuestra. Desde las playas y bosques tropicales de Puerto Rico a las islas paradisiacas de Cartagena de Indias, México y su animada gente, Pensacola con su gran herencia española y los cálidos atardeceres de La Habana. Boston, último puerto de la “etapa americana”, ha sido el encargado de darnos una agradable despedida de estas longitudes y nos hace acometer este segundo cruce del Atlántico con grandes recuerdos, algo de nostalgia y la duda de si algún día volveremos a ver aquellas tierras.

Estamos ahora en esa “fase de responsabilidad” que mencionábamos en un artículo de hace algunas semanas y las cosas han cambiado, bajo la atenta mirada de los oficiales ahora tenemos sobre nuestros hombros la responsabilidad de la toma de las decisiones y tenemos que asumir como nuestras las equivocaciones; respondemos por lo que ocurre en nuestras guardias y debemos exigir que las cosas se hagan bien. Estamos en esa fase donde se tiene que desarrollar ese líder que la Armada necesita. Un líder con espíritu de sacrificio, afán de superación, lealtad, disciplina... pero también con confianza, responsabilidad y determinación. Esas cualidades que no dependen de una nota y que no se pueden forzar, solo aprender, ejercitar o mejorar.

El Juan Sebastián de Elcano deja el continente americano

Cambiando de tercio, el pasado domingo 5 de mayo fue el día de la madre y como todo lo que pasa en un barco es un tanto especial y diferente estando tan lejos de casa. Es ahora donde queremos tener un momento especial para ellas; después de tanto trabajo y sacrificio, sabios consejos en los caminos de la vida, noches enteras sin dormir, nervios cuando esperábamos alguna noticia importante y alegría verdadera cuando conseguíamos aquello que nos habíamos propuesto. El camino no es fácil, ningún camino que merece la pena lo es, pero aquí estamos. Saben de sobra que esta vida es lo que tiene, es muy bonita, pero tiene mucho sacrificio y el más grande es tener lejos a tu familia. Sin embargo, pese a las millas que nos separan de casa, saben que nosotros siempre estaremos ahí con ellas como ellas lo han estado siempre con nosotros. Seguramente en lo que quede de crucero nos seguirán pidiendo que mandemos fotos y querrán saber que tal estamos y todo lo que hemos hecho. Madres, seguid teniendo paciencia que, aunque parezca que damos la información con cuentagotas, nosotros también os echamos mucho de menos y en dos meses estaremos de nuevo ahí para daros un abrazo y responder a todas las dudas y curiosidades que tenéis y que sabemos que no serán pocas. Por todo eso y aunque ya no sea el día oficial, nosotros pensamos que ningún día sobra decirlo: Gracias por todo Mamá.

El Juan Sebastián de Elcano deja el continente americano

Nuestro próximo destino es Lisboa, y por ello pronto estaremos de nuevo cerca de nuestra tierra aunque no sea todavía la hora de nuestro regreso. Antes aún nos quedan muchas millas que navegar, esta vez Europa está en nuestra proa. Una vez más, buen viento y buena mar.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs