MENÚ
sábado 17 noviembre 2018
08:47
Actualizado
  • 1

Estrasburgo avala que España no descuente a los etarras los años de prisión en Francia

La otra «doctrina Parot» habría dejado en libertad a más de cien etarras

La Corte europea obliga al Estado a indemnizar con 4.000 euros a tres etarras por un aspecto procesal

  • Estrasburgo avala que España no descuente a los etarras los años de prisión en Francia
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

23 de octubre de 2018. 12:47h

Comentada
J. M. Zuloaga.  Madrid. 23/10/2018

El Tribunal de Derechos Humanos de la Unión Europea, con sede en Estrasburgo, ha avalado que España no conmutase las penas cumplidas en Francia a etarras encarcelados en su territorio a fin de que pasaran menos tiempo en prisión, en una sentencia en la que desestima las pretensiones de cuatro históricos de la banda terrorista y por ende, de una veintena que reclamaban lo mismo.

De este modo, descarta que se haya vulnerado el artículo 5.1 del Convenio Europeo de Derechos Humanos, tal como alegaban estos cuatro condenados por terrorismo, es decir, no cree que España haya violado el derecho a la libertad de estas personas ni que haya incurrido en su detención ilegal al no acumular las penas como prevé una directiva europea de reconocimiento de sentencias penales entre Estados miembros. Tampoco considera que se les haya penalizado de forma retroactiva.

No obstante, en el mismo pronunciamiento condena al Estado a indemnizar con 2.000 euros a Santiago Arrospide ('Santi Potros'), primer demandante, y con 1.000 euros a Kepa Pikabea, Alberto Plazaola y Francisco Múgica Garmendia ('Pakito'), respectivamente, por no haber atendido debidamente los recursos judiciales que presentaron sobre este asunto.

Las consecuencias de otra «doctrina Parot»

De otra manera, la sentencia podría haber llegado a beneficiar a casi cien etarras, algunos de los cuales saldrían en libertad de manera «inminente» o verían reducidas sus penas, según fuentes de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT). Entre ellos, se encuentran los principales cabecillas de la organización criminal cuando estaba plenamente operativa.

Dos de los etarras a los que se habría aplicado la sentencia formaron parte de la «cúpula» más sanguinaria de la banda, que se integraban en el colectivo «Artapalo»: Francisco Múgica , «Pakito»; y José Arregui, «Fiti». Fueron detenidos, junto con José Luis Álvarez, «Txelis», el 29 de marzo de 1992, en la operación «Broma Queso», que dirigió el entonces teniente coronel Rodrígez Galindo y con la que se evitaron los atentados que ETA iba a cometer contra los acontecimientos que tuvieron lugar en España aquel año, entre ellos los Juegos Olímpicos.

Según las citadas fuentes, si el fallo hubiese sido favorable a los terroristas, podrían quedar el libertad de manera «inminente» diez miembros de ETA, así como ver rebajada su condena un total de 21 pistoleros. Entre ellos figuraban Rufino Arriaga, del «comando Madrid», que colocó un coche bomba en el barrio de Vallecas con el que provocó la muerte de seis personas; José Javier Zabaleta, «Baldo», que fue jefe «militar»; el ya citado «Fiti», responsable de la fabricación de artefactos explosivos; Josu Arkauz, «Josu de Mondragón», que iba de «ideólogo» y que perteneció en su día a la «dirección» etarra; Juan Luis Aguirre Lete, «Isuntza», jefe de «comandos»; Iñaki Bilbao Beascoechea, también con responsabilidades en la organización criminal; Félix López de la Calle, «Mobutu», dirigente de las células; y Miguel Gil, «Kurika», del «aparato logístico».

Además. hay otros 70 etarras, que no han presentado demanda pero que han cumplido penas de cárcel en Francia, que les habrían sido también descontadas de las que tienen pendientes en España: Rosario Delgado , condenada por el asesinato del director general del Banco Central, Ricardo Tejero; Julián Achurra, «Pototo», autor de varios asesinatos cuando era miembro del «comando Vizcaya» y que después fue cabecilla de la banda; Álvaro Arri, «Munipa», del «comando Madrid», condenado por el asesinato del teniente general Veguillas y dos personas más; José Javier Arizcuren, «Kantauri», sobre el que pesan múltiples condenas, entre ellas la de haber ordenado el asesinato del concejal del PP de Sevilla Alberto Jiménez Becerril y de su esposa; Jon Bienzobas Arreche, «Karakulo», autor del asesinato del catedrático y ex presidente del Tribunal Constitucional, Francisco Tomás y Valiente; Irantzu Gallastegi Sodupe, autora del secuestro y asesinato del concejal del PP de Ermua, Miguel Ángel Bl anco, entre otros crímenes; Juan Carlos Iglesias Chouzas, «Gadafi», del «comando Vizcaya», con el que perpetró varios asesinatos; Javier García Gaztelu, «Txapote», uno de los individuos más peligrosos que ha tenido ETA, autor, además del asesinato de Miguel Ángel Blanco, de numerosas muertes y de haber ordenado otras muchas cuando era responsable «militar»; y Gorka Palacios Aldai, «Nagi», autor del asesinato en Madrid del teniente coronel Blanco, con el que ETA dio por finalizada la falsa tregua de 1998.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs