MENÚ
lunes 22 julio 2019
17:51
Actualizado

ETA preside en San Fermín el brindis por los presos de la banda

Momentos de tensión, con mordiscos y tirones de pelo por parte de los concejales de EH Bildu, cuando la Policía Municipal evitó que desplegaran una ikurriña en el Ayuntamiento durante el chupinazo

  • Imágenes de los altercados en el interior del Ayuntamiento de Pamplona esta mañana. (Fotos: LA RAZÓN)
    Imágenes de los altercados en el interior del Ayuntamiento de Pamplona esta mañana. (Fotos: LA RAZÓN)

Tiempo de lectura 4 min.

07 de julio de 2019. 12:18h

Comentada
J.M.Zuloagalarazon.es Pamplona. 6/7/2019

EH Bildu y sus aliados provasquistas trataron ayer de reventar y tener el mayor protagonismo durante el chupinazo de las fiestas de San Fermín en la Plaza del Ayuntamiento de Pamplona. Incluso, en un alarde de pasar por encima de todas las prohibiciones establecidas, celebraron el «tradicional» brindis a favor de los presos, en la esquina de la calle del Carmen con Redín, en el Portal de Francia. El acto, según han informado a LA RAZÓN fuentes conocedoras de los hechos, estuvo protagonizado por el que fuera jefe del «aparato político» de ETA, David Pla, que mandó una grabación desde Francia. Este individuo participó en las negociaciones con el Gobierno socialista en Noruega, junto con «Josu Ternera» e Irache Sorzábal. Fue, además, uno de los encapuchados que en octubre de 2011 anunció el cese de la actividad terrorista de la banda criminal. En el acto estaba el antiguo etarra Javier Osés Carrasco, detenido en Francia armado y condenado a ocho años de cárcel.

Pese a que existía una prohibición por parte del Ayuntamiento, los antiguos proetarras y otros individuos, amparados en lo que calificaban de «iniciativa popular», lograron celebrar su «kalejira» y colar en la plaza una ikurriña de grandes dimensiones.

La mayoría de los que abarrotaban el lugar desde horas antes del chupinazo, acogieron con abucheos y muestras de desagrado estos hechos, y se produjeron momentos de tensión cuando intentaron acotar una zona propia. El asunto no fue a mayores, pero los que protagonizaban los incidentes habían conseguido lo que querían: emborronar el ambiente festivo con proclamas independentistas y proterroristas.

La Policía Foral y la Municipal eran las encargadas de evitar este tipo de manifestaciones, muy difíciles de controlar cuando se concentra tanta gente. La realidad es que los de la «kalejira» lograron entrar en la plaza.

ETA preside en San Fermín el brindis por los presos de la banda

En las imágenes se puede ver cómo los concejales de Bildu forcejean con los agentes de la Policía Municipal de Pamplona en el balcón del consistorio de la capital navarra.

ETA preside en San Fermín el brindis por los presos de la banda
ETA preside en San Fermín el brindis por los presos de la banda
ETA preside en San Fermín el brindis por los presos de la banda
ETA preside en San Fermín el brindis por los presos de la banda
ETA preside en San Fermín el brindis por los presos de la banda
ETA preside en San Fermín el brindis por los presos de la banda
ETA preside en San Fermín el brindis por los presos de la banda

Sin embargo, en el interior del Ayuntamiento sí se cumplieron las órdenes y los agentes de la Policía Municipal evitaron que concejales de EH Bildu desplegaran una ikurriña en uno de los balcones. Se produjeron momentos de gran tensión (como acreditan las fotografías que obran en poder de LA RAZÓN) y testigos presenciales aseguran que ediles abertzales llegaron a los mordiscos y tirones de pelo con los agentes de la autoridad para tratar de desplegar la bandera de la Comunidad Autónona Vasca. Los concejales de EH Bildu vestían camisetas con la ikurriña y con la frase «Adierazpen askatuza» (libertad de expresión).

Todo esto ocurría a pocos metros de donde se encontraba el nuevo alcalde de Pamplona, Enrique Maya, de Navarra Suma, cuya elección no han asumido democráticamente los antiguos proetarras y los vasquistas. Según diversas fuentes políticas, están dispuestos a «amargarle» la legislatura; y el comienzo de San Fermín era un buen momento para empezar.

Por otra parte, según las mismas fuentes, individuos desconocidos pero que se supone pertenecientes al mundo proetarra, han realizado pintadas en las paredes de la parroquia de San Lorenzo de Pamplona. Además de pedir el acercamiento y puesta en libertad de los presos de la banda terrorista, lanzan mensajes contra los que visitan estos días la capital navarra. «Presoak etxera», se podía leer en dichas pintadas. Carteles con lemas similares han aparecido en diversos lugares del casco viejo.

En definitiva, el anunciado pacto de socialistas y nacionalistas para evitar que Navarra Suma ocupe la presidencia de la Comunidad Foral ha envalentonado a estos sectores.

Últimas noticias