MENÚ
domingo 17 febrero 2019
22:22
Actualizado

Núñez Feijóo: “No hemos venido a reinventar el PP, sino a reforzarlo”

El presidente de la Xunta destaca que “la política que va más allá del tuit, el rigor, la honestidad, el sentido común, los políticos que hacen político con los pies en la tierra”

  • Alberto Núñez Feijóo en la convención del Partido Popular/Foto: Efe
    Alberto Núñez Feijóo en la convención del Partido Popular/Foto: Efe

Tiempo de lectura 8 min.

18 de enero de 2019. 21:17h

Comentada
C.S. Macías 18/1/2019

ETIQUETAS

La “España en Libertad”, la convención que durante tres días celebra el PP en Ifema ha arrancado pasadas las 17:15 después de que el líder del PP, Pablo Casado, llegara junto al ex presidente del Gobierno Mariano Rajoy y saludara a todos los que encontraban a su paso hasta lograr avanzar al escenario, donde se hicieron la fotografía de familia. A ella se unieron posteriormente el presidente de la fundación Concordia y Libertad, Adolfo Suárez Illana, y los vicesecretarios populares. Tras estar poco más de un minuto en el escenario, bajaron y se vio a Casado conversando junto a Rajoy, Teodoro García Egea y Alberto Núñez Feijóo.

El presidente de la Xunta de Galicia y coordinador de la convención aseguró que durante estos tres días “no estamos aquí para reinventar al PP, sino que estamos orgullosos de reforzarlo”. Reivindicó al PP de los más jóvenes que se abren paso, el PP “de nuestra experiencia y trayectoria”, donde hay cabida para pensamientos diferentes con una idea común.

Feijóo recordó que, con el permiso de los presidentes de Ceuta y Melilla, se convertiría en el “decano” de los presidentes autonómicos y subrayó que no solo hay política “donde hay más focos o más micrófonos”. Por ello, reivindicó “la política que va más allá del tuit, el rigor, la honestidad, el sentido común, los políticos que hacen político con los pies en la tierra” y mencionó como ejemplo a Juan Vicente Herrera, a quien casi emociona. “En el PP hay políticos como él y cuánto bien le haría a España más Juan Vicentes Herreras y menos Puigdemont y Torras”, dijo.

No habló del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, porque dijo que había venido a hablar de futuro “y éste es el PP y Pablo Casado”. Y recordó que “España se hace desde todos sus rincones y grandes capitales” algo que dijo, “el resto de los partidos no lo tiene”.

En referencia a los independentistas, recordó que “los que nos quieren hacer renunciar a una parte de España nos empobrecen a todos y a España”. El presidente de la Xunta de Galicia reivindicó la unidad que dijo “es defender el proyecto común y plantar cara a todos los que pretenden romperlo”. “No hacemos política desde trincheras, ni creemos en fundamentalismos, ni en acentuar diferencias”, dijo. “Es más lo que nos une que lo que nos divide y desde ahí es nuestra defensa de la unidad de España”.

No somos un partido ni bociferante ni que descalifica porque tenemos argumentos. También reivindicó la claridad, porque dijo que ésta “no es una veleta interesada” -en referencia a Cs- “ni una afirmación intransigente”, en referencia Vox . “ Por eso decimos que no cuando tenemos que decir que no, que sí cuando tenemos que decir que sí y no imponemos nuestros principios a nadie”.

Sin mencionar a Sánchez directamente, aseguró que “en una política dominada por los egos, que se nubla con Falcons o resultados electorales, tenemos que ejercer con humildad nuestras responsabilidades”, pero recordó, en alusión a todos los partidos de la oposición, que “ningún partido nos va a dar lecciones de cómo se gobierna porque hemos gobernado en momentos difíciles”. “Ningún partido nos va a dar ninguna lección ni de centralidad, ni de coherencia, ni de moderación, ni de firmeza”. “Todos los partidos nos atacan, pero todos quieren ser como el PP”, porque, aseguró, “lo que se busca del PP solo se puede encontrar en el PP”.

Ley de Concordia

Por su parte, Adolfo Suárez Illana, presidente de la Fundación Corcordia y Libertad, juzgó este viernes "aberrante contemplar el clima de discordia que reina en la política actual española", y frente a ello ensalzó la concordia como el valor que debe guiar la gestión del bien común, como ocurrió en la transición, marcando objetivos comunes y aceptando sacrificios personales, informa Servimedia.

El hijo del ex presidente del Gobierno exhibió un "sentido y profundo homenaje" a la Constitución "de la concordia", que fue posible gracias al conjunto de la sociedad, a una "extraordinaria clase política" y al liderazgo del Rey Juan Carlos.

Es en esa concordia, dijo, donde reside la "radical diferencia" entre la Constitución de 1978 y todas las de los doscientos años anteriores, porque no es "imposición de media España sobre la otra media" y en ella nadie queda plenamente satisfecho pero todos ven recogidos sus anhelos y necesidades básicas. Es "curioso", dijo, "que fue cuando todos renunciamos a ganar cuando acabamos ganando todos".

Denunció, en ese sentido, a quienes "juegan con el odio" sin haberlo vivido y a quienes llaman a la intolerancia, como han hecho quienes han tratado de evitar algo "tan radicalmente normal en democracia", como diría su padre, como es la alternancia política en la Junta de Andalucía.

Citó a su padre, cuando recogió el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia, y también al ex presidente Manuel Azaña, para acabar lamentando que un país que fue capaz de transitar de una dictadura a una democracia sin romper una sola ley tenga ahora dirigentes políticos que pretenden romper la Constitución para materializar "una ensoñación que ni conocemos ni compartimos". Casi todos los sueños en política son legítimos, añadió, pero no se puede aceptar "que en democracia tus sueños sean los que se impongan a los demás".

Reconoció, sin embargo, que "jamás me han preocupado las amenazas que se ciernen sobre España" porque siempre las ha sorteado y lo seguirá haciendo con dos premisas: estar unidos y ser capaces de imaginar un futuro mejor por el que merece la pena luchar".

Suárez Illana puso en valor la Constitución como el elemento que consiguió recoger "los anhelos y las necesidades" de todos los españoles gracias a la "concordia" y a la "unidad", por lo que "jamás" le han preocupado las amenazas de los partidos políticos que quieren modificarla aunque no le son indiferentes. "Comprenderéis que me sepa aberrante el clima de discordia que reina en la política actual. Me llama profundamente la atención que un país que fue capaz de transitar la Constitución tenga gente que se la quiera cargar", y aseguró que su Fundación seguirá trabajando para proteger esos valores de concordia.

Después de trabajar durante meses "de forma discreta y callada" en la Fundación, anunció que "muy pronto" el PP podrá llevar al Congreso de los Diputados la proposición de ley de concordia para sustituir la ley de Memoria Histórica, que se concibió de manera "bientencionada" pero que ha sido "instrumento de división, de reapertura de heridas, de redignificación de un bando y de criminalización de otro". Hoy ambos son anacrónicos, dijo, y la concordia es la que puede dejar atrás toda la violencia. Destacó la importancia de cambiar la actual Ley de Memoria Histórica, que servirá, dijo para "cerrar las heridas del pasado". "Queremos convocar la mejor España a través de esta ley" en la que está trabajando su fundación "de forma discreta y callada" para que pueda llevarse al Congreso y que se mostró convencido de que servirá para cerrar las heridas y ayudar a las víctimas de uno y otro bando” de la Guerra Civil. "Que ese abrazo de perdón que se dieron nuestros abuelos, no hay nieto legítimo que pueda deshacerlo", indicó Illana, quien subrayó la necesidad de que la ley sea un referente de "hechos históricos" que no hay que olvidar, sino enseñar en "el ámbito educativo".

Suárez Illana defendió que la transición fue "el abrazo de perdón" sobre la memoria viva de las atrocidades cometidas por los dos bandos antes, durante y después de la guerra civil, y el "abrazo que se dieron nuestros abuelos no hay nieto legitimado para deshacerlo".

Últimas noticias