Primer día sin Errejon en el Congreso

El “post-errejonismo”, ha tenido ya los primeros efectos en el grupo parlamentario que ha recolocado a sus diputados en la bancada morada del Hemiciclo

El diputado Íñigo Errejón, durante la rueda de prensa en la que anunció que renunciaba a su acta de diputado
El diputado Íñigo Errejón, durante la rueda de prensa en la que anunció que renunciaba a su acta de diputado

El nuevo escenario, el “post-errejonismo”, ha tenido ya los primeros efectos en el grupo parlamentario que ha recolocado a sus diputados en la bancada morada del Hemiciclo.

La salida de ayer de Íñigo Errejón del Congreso de los Diputados para encabezar la plataforma Más Madrid a la Comunidad de Madrid no acalla la crisis interna que el ya ex diputado provocó justo a cuatro meses de las elecciones autonómicas y municipales. Diputados cercanos al madrileño expresaron su tristeza y criticaron abiertamente al partido morado por el cisma abierto.

El nuevo escenario, el “post-errejonismo”, ha tenido ya los primeros efectos en el grupo parlamentario que ha recolocado a sus diputados en la bancada morada del Hemiciclo. Ironía o no, renueva su acta como diputada Sol Sánchez, que proviene de IU y ya actuó como diputada en la anterior Legislatura. Se da la circunstancia que esta portavoz del partido de Alberto Garzón es la que Errejón vetó para su lista para la candidatura de la Comunidad de Madrid. Sánchez, que tomará en las próximas horas su acta, se sentará junto al rsto de diputados de IU en la última fila del hemiciclo, asiento que antes ocupaba la diputada Sara Carreño, que continua en la misma fila. El escaño que hasta ahora ocupaba Íñigo Errejón, junto al coordinador federal de IU, Alberto Garzón, lo ocupará ahora la portavoz de la Ejecutiva de Podemos y también diputada, Noelia Vera. A su lado se sentará el diputado y candidato a las elecciones europeas, Pablo Bustinduy, que pasa de la cuarta a la tercera fila. La cofundadora de Podemos y también diputada, Carolina Bescansa, ocupa ahora, en la cuarta fila –la misma- el que usaba Bustinduy. Sofía Castañón se sentará ahora en el escaño anterior de Bescansa. Antes ocupaba la quinta fila. El diputado y ex guardia civil, Juan Antonio Delgado también asciende escaño en el Hemiciclo, baja del gallinero y se sentará en la cuarta fila, donde antes se encontraba Sofía Castañón.

En el gallinero continúan, entre otros, diputados alejados de las tesis pablistas, como la diptuada valenciana Ángela Ballester o el andaluz, Sergio Pascual, y la madrileña Tania Sánchez, o la diputada por Granada Ana Terrón.