Apunta los secretos del chef de Uskar para elaborar una paella con la que sorprender a tus invitados en casa

El plato valenciano que ha sabido ganar su fama mundial, cuenta con un sinfín de pequeños secretos que, bien utilizados, darán lugar a un plato exquisito y delicado.

Coincidiendo con la siega de arroz, el 20 de septiembre se celebró el Día Mundial de la Paella en honor a este plato valenciano que ha traspasado fronteras. Esta receta, además de deleitar a todos los paladares con su inconfundible y exquisito sabor, es uno de los platos más reconocidos de la gastronomía española. Una vez derribado el mito de que la paella no es “arroz con cosas”, debemos tener en cuenta que la materia prima y la dedicación son fundamentales para conseguir dar un buen sabor y textura a nuestra paella.

Para celebrar este día tan señalado en el calendario, José Miguel Valdivieso, chef de Restaurante Uskar, comparte sus secretos mejor guardados para elaborar una paella con la que sorprender a tus comensales. ¡Manos a la obra!

El arroz: la clave

En Uskar utilizamos desde nuestros inicios, el arroz Bomba de la marca Molino Roca. Se trata de una variedad de grano corto y redondo con gran consistencia y absorción del caldo, llegando a aumentar hasta tres veces su tamaño”, sostiene el chef. Este tipo de arroz permite una mejor cocción consiguiendo una textura perfecta del ingrediente estrella de la paella.

Es importante establecer la cantidad justa de arroz que determinará la proporción del resto de los ingredientes. Además, es primordial que agreguemos un buen caldo, potente de sabor. Eso sí, ya sea paella de pollo, verdura o marisco, el caldo debe tener coherencia con el resto de los ingredientes”.

El sofrito: el extra de sabor

Para conseguir una buena paella, los ingredientes deben ser de la mejor calidad. Así, hay que cuidar especialmente el sofrito, que debemos elaborarlo con productos frescos que aporten todo el jugo y el sabor a la receta. “Por suerte el arroz es muy agradecido, y nos permite incorporar una gran diversidad de sabores y de productos para innovar o hacerlo de la forma más tradicional”, recuerda José Miguel. Además, es muy importante incorporar a la paella los productos de la receta, según su tiempo de cocción.

La paella: a fuego uniforme y cocción lenta

“¿Sabías que lo que conocemos como “paellera” es en realidad la “paella”? Pues bien, es muy importante que la paella sea de buena calidad, porque permitirá que el fuego se esparza de forma uniforme”, sostiene el chef. Y añade, “Igualmente, debemos respetar los tiempos de elaboración para conseguir un resultado óptimo: comenzar la cocción a un fuego vivo durante unos 7 minutos para luego bajar la intensidad poco a poco”.

Al tratarse de un recipiente plano y bastante grande el arroz se extiende mejor, lo que dará lugar a un plato mucho más sabroso, donde todas las zonas de la paella han conseguido el sabor de manera uniforme. Para una buena cocción, que es la clave para conseguir un sabor inconfundible, hay que utilizar el fuego adecuado dependiendo del diámetro de la paella.

La reivindicación del sabor

Uskar, inconfundible por redimensionar la cocina tradicional española, ofrece también sus opciones para celebrar el Día Mundial de la Paella:

-Paella del “senyoret”. Se trata de un arroz de mariscos con ingredientes delicadamente seleccionados y tratados, de forma que no sea necesario mancharse los dedos a la hora de comerla: las gambas se pelan adecuadamente, la sepia se corta en trozos pequeños y los mejillones se presentan sin sus conchas.

-Arroz negro. Con pocos ingredientes pero de lo más sabrosos, este arroz destaca por su colorido característico y en especial, por su increíble sabor.

-Arroz de verduras. Para los vegetarianos o simplemente, para aquellos que quieran disfrutar de un arroz con un sabor más delicado. Elaborado con las verduras más frescas del mercado, destacar su caldo solo de verduras cuya potencia nos confundirá y nos hará creer que lleva carne.