La elección de la residencia universitaria: una decisión vital para el rendimiento académico

Una vez admitida la solicitud en la universidad elegida fuera de la ciudad, llega la duda de dónde vivir

  • Un buen ambiente mejora el rendimiento académico
    Un buen ambiente mejora el rendimiento académico

Tiempo de lectura 4 min.

28 de febrero de 2018. 18:14h

Comentada
Gema Lendoiro Madrid. 1/3/2018

ETIQUETAS

Les pasa a muchas familias cuando los hijos están en medio del último curso del colegio o instituto. A la elección de universidad fuera de la ciudad de origen, se une la decisión de elegir lugar donde vivir: ¿piso compartido con otros estudiantes?, ¿residencia o colegio mayor? Y, generalmente ahí comienza un mar de dudas sobre la elección. A veces los padres tienen todavía ese resquemor a que sus hijos no estén lo suficientemente bien atendidos o que no estén lo suficientemente cómodos en el nuevo lugar de residencia o, por qué no decirlo, muchos padres no sienten que deban cortar tan pronto el cordón umbilical y teman que sus hijos estén un poco perdidos a la hora de “independizarse” En España, a diferencia de otras culturas como las nórdicas o las norteamericanas, la marcha de los hijos de la comodidad del hogar genera muchas dudas y no pocos desvelos.

¿Cómo elegir, entonces, un buen colegio mayor o residencia para nuestros hijos?

Nexo Residencias, la marca que opera en España las residencias universitarias del grupo GSA (Global Student Accommodation) y que ofrece alojamientos de alta calidad adaptados a las necesidades actuales de los estudiantes, recuerda que, además de la universidad, “la elección de un buen lugar para vivir es una de las decisiones que más impacto puede tener sobre el futuro de los alumnos universitarios”.

En nuestro país y de acuerdo con los últimos datos del informe ‘La Universidad Española en Cifras’, las tasas de rendimiento académico alcanzadas en curso 2015/2016 son de un 78,5% en las universidades públicas y de un 86,5% en las privadas. “Las investigaciones académicas realizadas en entre campo y la experiencia de Nexo Residencias con los propios estudiantes universitarios, permiten constatar que existen una serie de factores tanto físicos como emocionales que pueden ayudar a los alumnos a mejorar su rendimiento académico”, explica Christopher Holloway, director general de Nexo Residencias y de la firma GSA en España.

En el ámbito de los condicionantes de tipo físico se deben señalar, en primer lugar, los aspectos de tipo ambiental que intervienen sobre la atención, el descanso y la concentración del estudiante. Es decir, la iluminación, la climatización o los ruidos. “En Nexo somos particularmente conscientes del impacto de estos factores ambientales y por ello todas nuestras residencias cuentan con habitaciones diseñadas para ofrecer las mejores condiciones lumínicas y de climatización individual, con lo que se asegura el mejor descanso para nuestros estudiantes. Asimismo, contamos con espacios de coworking y con zonas de estudio aisladas totalmente del ruido para aquellos proyectos que requieran de la máxima concentración”, señala Holloway.

Además de estos condicionantes, otros de los factores que tienen una incidencia directa sobre el rendimiento académico de los estudiantes son la alimentación sana y el ejercicio físico. Por ello es importante ver todo este tipo de condiciones a la hora de elegir este tipo de alojamientos que, en el mejor de los casos, puede durar toda la carrera.

“Nuestro afán por transmitir los valores de una vida sana va más allá, por lo que organizamos coloquios con nutricionistas y expertos en alimentación, participamos en torneos deportivos y organizamos carreras solidarias, entre otras muchas más actividades” profundiza el director general de Nexo Residencias.

El plano emocional, clave para el desarrollo personal de los estudiantes

Próximamente tendrá lugar y durante cuatro días el Salón Internacional del Estudiante y la Oferta Educativa (Aula), y desde Nexo Residencias insistirán en la importancia de contar con un ambiente integrador, tolerante y dinámico para fomentar el mejor desarrollo académico y personal de los estudiantes universitarios. Todos estos valores se incluyen dentro de la ‘experiencia vital Nexo’ que la marca quiere ofrecer en todos sus alojamientos. “Concebimos Nexo como la unión entre la familia, la Universidad y vivir fuera de casa en una de nuestras residencias. El paso intermedio hacia la emancipación, en un espacio en el que podrás desarrollar destrezas de vida además de crecer como persona”, destaca Holloway.

Para impulsar el contacto y el intercambio cultual entre sus estudiantes, Nexo Residencias también organiza periódicamente exposiciones, charlas divulgativas sobre temas de interés social, concursos y eventos de tipo lúdico. “Algunas de las actividades previstas para los próximos meses son talleres sobre feminismo e igualdad por el Día de la Mujer, workshops sobre educación sexual, concursos gastronómicos y programas de estancia e intercambio con otras residencias en el extranjero. En definitiva, propuestas que ayuden a los estudiantes ampliar sus horizontes y convertirse no solo en mejores profesionales, sino también en mejores ciudadanos”, concluye Holloway.

Últimas noticias