La tradición de la Mona de Pascua no se pierde pese al coronavirus

Simboliza el fin de la abstinencia de la Cuaresma de Semana Santa

Mona de Pascua
Mona de PascuaLa Razón (nombre del dueño)

La tradición de la Mona de Pascua simboliza el fin de la abstinencia de la Cuaresma de Semana Santa. Un dulce típico de la repostería española, se prepara principalmente Murcia, Valencia, Cataluña, Aragón y Castilla- La Mancha, aunque cada vez más está presente en todas las provincias españolas.

La receta de la Mona de Pascua tiene su origen en el siglo XV, y consiste en un brioche de forma redondeada y coronada con huevos duros. La receta tradicional no lleva chocolate, ya que este se añadió en el siglo XVI con la llegada del cacao procedente de América. La presencia de huevos es uno de los elementos típicos de la Pascua presente en las tradiciones de muchos lugares de Europa porque representan la llegada de la primavera y la fertilidad.

Con el paso de los años la Mona de Pascua tradicional ha dado paso a todo tipo de nuevas recetas, desde bizcochos a figuras de chocolate que varían cada año según las modas. Este año, por la situación excepcional del confinamiento, son muchas las recetas caseras que se pueden encontrar en las redes, todas con una pinta maravillosa.

Tradición entre padrinos y ahijados

Tradicionalmente, es el padrino o el abuelo el que regala la Mona de Pascua a su ahijado o a sus nietos. Esta mona ha tener tantos huevos como años tenga quien la recibe, con un máximo de doce. Es decir, la mona se regalaba hasta los doce años, edad a la que los niños se confirmaban.