Irene Urdangarín, la confidente de su prima Vic

Es una joven que vive volcada en su madre y que sufre la ausencia de su padre

La Reina Sofía con sus nietas mayores, Victoria Federica e Irene Urdangarin  / Foto: RAÚL MARTÍNEZ TERREL
La Reina Sofía con sus nietas mayores, Victoria Federica e Irene Urdangarin / Foto: RAÚL MARTÍNEZ TERREL

Como diría un castizo “son como la velocidad y el tocino”, la discreción de Irene Urdangarin no se corresponde lo más mínimo con la mediática vida de su prima Victoria Federica, pero son uña y carne, amigas de corazón, aunque se vean muy poco, y, por encima de todo, la hija del encarcelado Iñaki y la infanta Elena, es la más íntima confidente de la hija de Jaime de Marichalar y la infanta Cristina.

Vic, como se la conoce en familia, tiene disgustados a sus progenitores por la agitada vida que lleva con su novio, el dj Bárcenas, mientras que Irene siempre se ha mantenido en un segundo plano y no se le conoce pareja sentimental.

Esta última fue la primera en enterarse de que su prima salía con el pinchadiscos y guardó profundo silencio ante la confidencia.

Dicen que Irene es una chica sencilla y humilde, buena estudiante y sufridora en demasía por la falta de libertad de su padre. No le gusta el protagonismo y vive dedicada a su madre y sus hermanos. Adora a

Su abuela materna, la reina doña Sofía y, a su pesar, por las circunstancias de la vida, no mantiene el menor contacto con su tío, el rey Felipe VI, por el que siente un enorme cariño.