Ernesto de Hannover, en un psiquiátrico, tras un brutal altercado con la policía

El ex marido de Carolina de Mónaco blandió un cuchillo y agredió a unos agentes en su finca de caza.

Ernesto de Hannover, ingresado de urgencia por una pancreatitis
Ernesto de Hannover, ingresado de urgencia por una pancreatitis

A sus 66 años, el ex marido de la Princesa de Carolina, Ernesto de Hannover (65 años), vive su peor momento. Al cáncer que padece desde hace dos años y el alcoholismo que le ha destrozado el páncreas, se une su inestabilidad mental que le ha llevado a un psiquiátrico. Sólo, tras su separación de la mediática princesa y sin el apoyo de sus hijos, el que fuera uno de los miembros del Gotha más poderoso y rico de Europa, sufre la más terrible decadencia.

Todo ello se produce en la misma semana en la que han nacido sus nietos mellizos, Nicolás y Sofía, hijos de Alessandra de Osma (32) y Christian de Hannover (35), el Príncipe ha sido ingresado en un centro psiquiátrico

Carlota Casiraghi, Alberto de Mónaco, Ernesto de Hannover y Carolina de Mónaco duante la cena de gala con motivo de la entronización del príncipe Alberto.
Carlota Casiraghi, Alberto de Mónaco, Ernesto de Hannover y Carolina de Mónaco duante la cena de gala con motivo de la entronización del príncipe Alberto.

De acuerdo con el periódico alemán Focus, el pasado miércoles por la noche, Ernesto de Hannover llamó al departamento de policía local de Grünau (Alta Austria), muy alterado denunciando que alguien estaba tratando de matarlo y que necesitaba ayuda.

Cuando la policía se presentó en su domicilio, se encontraron con una pareja supuestamente a su servicio, que negó la situación descrita. Tras buscar al príncipe, que se encontraba en el pabellón de caza de su finca, los policías constataron que su actitud no era normal. De hecho, al ver a la pareja, se puso agresivo y quiso echarlos del lugar, asegurando que el hombre estaba intentando matarlo porque no le daba su medicamento. 

Según el informe policial al que ha accedido el citado medio, el Príncipe se enfrentó no sólo al hombre que acusaba sino también a los agentes que se personaron en su vivienda. El primo de la reina Sofía acabó “amenazado a los oficiales con un cuchillo afilado de 30 centímetros”.

Pero no sólo amenazó a los agentes sino que según denunciaron los funcionarios, antes de ser detenido e ingresado en la Clínica Vöcklabruck, Ernesto de Hannover “golpeó a un agente en la cara”. Por todos estos hechos, el ex marido de Carolina de Mónaco, ha sido acusado de “amenazas peligrosas, daños corporales graves, intento de daño corporal grave e intento de resistencia contra la violencia estatal” y se le ha retirado su licencia de armas.

 La versión de Ernesto de Hannover sobre el incidente

En unas declaraciones concedidas al periódico austriaco Kronen Zeitung, el Príncipe ha dado su versión de los hechos. “Tenía una hipoglucemia, así que llamé a emergencias”, ha explicado el príncipe alemán que acusa a los agentes implicados de estar bebidos: “Creo que estaban borrachos, al menos me dieron esa impresión. Luego me encadenaron a una ambulancia. No me dejaron salir por cinco horas”. Ernesto de Hannover ha asegurado que emprenderá acciones legales contra la policía y el centro psiquiátrico dónde fue ingresado siguiendo órdenes médicas.

No es la primera vez que el padre de la menor de los hijos de Carolina de Mónaco es ingresado en un centro médico especializado en psiquiatría. Hace dos años, estuvo varias semanas ingresado en una clínica de desintoxicación en Alemania tras sufrir alucinaciones provocadas por una grave inflamación del páncreas y hemorragias internas, según informó entonces la revista Bunte. 

La adicción al alcohol que sufre y que le ha llevado a protagonizar sonados escándalos que provocaron su divorcio de la hija mayor de Grace Kelly, es la causa de sus problemas físicos, psíquicos y familiares. En aquella ocasión, y a pesar de la gravedad de su estado de salud, acabó siendo ingresado en el mencionado centro al presentar un cuadro psíquico preocupante: desorientado, sin saber quién era y sufriendo alucinaciones. Todo ello motivó su ingreso en psiquiatría tras ser tratado de su grave afección en el páncreas.