Michelle Obama, sobre su matrimonio: “Quería tirar a Barack por la ventana”

En el último episodio de The Michelle Obama Podcast se sincera sobre los altibajos de su relación

La ex primera dama estadounidense no ha tenido ningún reparo en afirmar que su relación no era tan perfecta e idílica como parecía. Como la de cualquier pareja, también su matrimonio con Barack Obama ha estado marcado por altibajos. Y así lo ha contado en el último episodio de The Michelle Obama Podcast en la que se convierte en improvisada consejera matrimonial. El primer consejo que ha dado ha sido “no darse por vencido ante los problemas”. .

“Hubo momentos en los que quise tirar a Barack por la ventana. Y lo digo porque hay que saber que se viven momentos de sentimientos intensos. Pero eso no significa que haya que renunciar. Esos períodos pueden durar mucho tiempo. Pueden durar años”, confiesa la ex primera dama de 56 años, en conversación con el presentador Connan O’Brian.

Además asegura que las parejas tienen que “enfrentarse a los desafíos y sin rápidamente darse por vencidas, porque creen que sus parejas están rotas”, dijo Obama. “Solo quiero decir que si eso es lo que rompe un matrimonio, entonces Barack y yo hemos estado separados durante el nuestro, y sin embargo tenemos un matrimonio muy fuerte. Si me hubiera rendido, si me hubiera alejado de él en esos tiempos difíciles, me habría perdido toda la belleza que también estaba ahí”.

Respecto a las cualidades que debe reunir una persona con la que compartir tu vida, Obama asegura que se trata de algo parecido a “elegir a tu equipo de baloncesto”. “Tendríamos mejores matrimonios si nos viéramos como un equipo. Si quieres ganar, si quieres ser el número uno, quieres que todos los de tu equipo sean fuertes. No quieres ningún eslabón débil, no quieres a alguien a quien puedas dominar. Además, si estás en un equipo, tienes que ser capaz de hacer todo, explicó.

En cuanto a las relaciones que surgen de aplicaciones de “ligoteo” como Tinder, Michelle asegura que “Tinder no puede abrirse camino en una relación a largo plazo no se pueden esperar milagros si no se profundiza en esa persona y se esperan resultados a corto plazo e inmediatos”.