Alejandro Sanz, disfruta de “la mejor cita” con sus hijos pequeños en Madrid

Alma y Dylan, los hijos que tuvo con Raquel Perera, se reúnen con su padre en Madrid, dónde vivirán a partir de ahora.

Alejandro Sanz está feliz y no ha querido ocultarlo al mundo. Apenas una semana después de ratificar el acuerdo de divorcio alcanzado con su ex mujer, Raquel Perera, los hijos que tuvo con ella ya se encuentran en Madrid y en su casa. Después de un año muy tenso para el cantante y Raquel, el pasado 3 de septiembre ratificaban en los Juzgados de Pozuelo de Alarcón (Madrid) el 3 de septiembre, el convenio regulador por el que Alejandro pagará a partir de ahora una pensión de 10.000 euros mensuales (5.000 por cada uno de sus dos hijos, Dylan Alma) aunque la cifra bajará a los 6.000 euros a partir de 2023.

Al margen de la cuestión económica, lo más importante para el autor de “Corazón Partío” era conseguir que Raquel Perera transigiera en trasladarse con sus hijos menores de Miami a Madrid, ciudad en la que el cantante ha decidido instalarse junto a su nueva pareja, la guapísima artista Rachel Valdés. Y lo ha conseguido ofreciendo a su ex mujer hacerse cargo de todos los gastos que impliquen su nueva residencia: los gastos de colegio y educación, el alquiler de la casa dónde viva junto a sus hijos y un vehículo para Perera. Ella tendrá la custodia mayoritaria de los pequeños pero Sanz gozará de un régimen de visitas amplio y flexible.

Gracias al acuerdo de divorcio alcanzado con Raquel Perera, este mismo fin de semana llegaban sus hijos a Madrid y lo primero que han hecho ha sido reunirse con su padre en la casa que tiene en La Finca (Pozuelo de Alarcón) para pasar unos días junto a él. Allí, en la urbanización que acoge más millonarios y celebrities de la capital, el cantante ha decidido instalar su hogar con su nueva pareja, Rachel Valdés.

Sin rastro de Rachel, la mujer de la que se ha enamorado y por cuyo amor, el cantante ha puesto fin a su matrimonio con la madre de sus hijos menores, Alejandro posaba en su instagram con Alma y Dylan, a los que difuminaba su rostro para mantener su privacidad.

Tumbados en un sofá y muy feliz, Sanz escribía: “La mejor cita para un sábado”. En la imagen se ve a sus dos hijos y a Alma abrazada al artista con una gran sonrisa, mientras que Dylan mira, un poco más serio, a la cámara. La felicidad de Alejandro Sanz al poder tener a sus hijos junto a él, es inmensa.