¿Qué se ha hecho Corinna Larse en la cara? Estos son algunos de los retoques

Repasemos los retoques estéticos que apreciamos en su rostro: aumento de labios, lifting, blefaroplastia...

Corinna o Cantarina Larsen dice haber nacido en 1964. Si es así, tendría actualmente 56 años. Una edad a la que la mayoría de las mujeres lucen espléndidas una vez superados los cambios hormonales propios de esa edad. Además, la seguridad que otorga la madurez se nota también en la cara. Sin embargo, la ex princesa alemana, en su búsqueda de la imagen perfecta, ha abusado de algunos retoques estéticos que, lejos de mejorar su aspecto, han congelado la expresión de su rostro. Una lástima, puesto que ella es afortunada y tiene una gran simetría facial, lo que le imprime una belleza natural.

Repasemos los retoques estéticos que apreciamos en su rostro. El que más destaca es el aumento del volumen de los labios. No solo no resulta natural, sino que además se aprecian siliconomas, un efecto secundario de los «fillers» permanentes que se inyectaban hace años y que ya no se utilizan precisamente por ese rechazo del cuerpo hacia las sustancias sintéticas. Según la doctora Beatriz Estébanez, experta en medicina estética de Clínica Menorca: «Los siliconomas solo se pueden corregir con cirugía», y añade que, por lo que se ve, Corinna «se ha podido inyectar toxina botulínica en el tercio superior del rostro para levantar las cejas, abrir la mirada y borrar todas las arrugas de expresión. El problema es que hasta el bótox le ha sentado mal, ya que en la última entrevista se aprecia que tiene la ceja derecha totalmente disparada. También se ha inyectado alguna sustancia de relleno en los pómulos, que puede ser ácido hialurónico, para darles volumen y recuperar los ángulos del triángulo invertido de la juventud. Es lo que en medicina estética se llama Bioplastia. Luce manchas en la piel, como consecuencia de haber abusado de los rayos uva, y la hidratación puede deberse a algún tratamiento a base de vitaminas inyectables». Pero también la princesa podría haber pasado por quirófano. Se nota sobre todo por la falta de flacidez en el cuello, ni una arruga característica de su edad, y porque conserva la definición del ángulo mandibular. No obstante, últimamente luce papada, puede ser por un aumento de peso o por que se haya bajado el ácido hialurónico de los pómulos.

Según el doctor Ángel Martín, director médico de Clínica Menorca, en base a las fotografías, se aprecia «rasgos de un «lifting» y una blefaroplastia que la paciente es posible que mantenga ahora con pinchazos y rellenos. Con el «lifting» se erradican todas las secuelas del paso de la edad por nuestro rostro, pues reposiciona músculos, piel y grasa facial, con un resultado natural y duradero. Se realiza en quirófano con anestesia local y sedación, es una cirugía ambulatoria y se puede hacer vida normal a las dos semanas. Por su parte, la blefaroplastia es la cirugía de los ojos que elimina el exceso de piel en el párpado superior y las bolsas del párpado inferior».

BÓTOX Y BLEFAROPLASTIA

Toxina Botulínica para eliminar las arrugas de la frente, del entrecejo y las «patas de gallo». También, blefaroplastia para eliminar el exceso de piel de los párpados.

RELLENO DE PÓMULOS

Ácido hialurónico para dar volumen y recuperar el triángulo invertido de la juventud. Además, mesoterapia para aplicar vitaminas al rostro y darle luz.

BIOPOLÍMEROS EN LOS LABIOS

Relleno con biopolímeros, sustancia no reabsorbible que ya no se utiliza en medicina estética por el rechazo natural de nuestro cuerpo a las sustancias sintéticas.