El contrato con Netflix que no gusta a la reina Isabel II

La decisión de Harry y Meghan de firmar tal acuerdo sin consultar a la familia real británica causó malestar en Palacio, según afirman medio británicos

Queen Elizabeth II , with Prince Harry and Meghan Markle during the RAF Centenary at BuckinghamPalace, London
Queen Elizabeth II , with Prince Harry and Meghan Markle during the RAF Centenary at BuckinghamPalace, London FOTO: Neil Warner/MEGA GTRES

En enero de 2021 se cumplirá un año desde que Meghan Markle y el príncipe Harry decidieran renunciar a sus funciones como miembros de la realeza. Es por ello que, en marzo de este próximo año, miembros clave de la familia real se reunirán para revisar los términos del ya conocido como “Megxit”. La Reina, el príncipe Carlos y el príncipe Guillermo evaluarán la situación un año después del anuncio de la conmoción. Y es que al parecer, según revela una fuente del palacio a ‘The Mirror’, “la Familia Real y los duques de Sussex acordaron una revisión inicial de 12 meses para asegurar que el acuerdo funcione para todas las partes”.

Pero al parecer, el contrato de los duques de Sussex con el gigante de streaming ‘Netflix’, podría poner sobre las cuerdas la revisión de dicho acuerdo; ya que, la decisión de Harry y Meghan de firmar tal acuerdo sin consultar a la familia real británica, causó malestar en Palacio; por lo que “habrá preguntas sobre el trabajo que planean hacer, especialmente dado el retrato intencionadamente maligno que la serie ‘The Crown’ de Netflix ha pintado de la familia real en la cuarta temporada”, asegura el comentarista real Richard Fitzwilliams a Express.co.uk.

FOTO: Steve Parsons GTRES

“Los episodios anteriores fueron muy diferentes. Esta podría ser un área problemática aunque Harry y Meghan no tienen vínculos con ‘The Crown’, que comenzó en 2016″, añade Fitzwilliams, quien afirma que su futuro profesional junto a esta plataforma de contenido audiovisual podría ser un tema crucial discutido durante la revisión del llamado acuerdo “Megxit”.

“Harry y Meghan estarán ansiosos por lanzar su fundación sin fines de lucro ‘Archewell’ tan pronto como la pandemia lo permita”, pero por el momento son financieramente independientes, como pretendían ser, y están involucrados en la planificación de su acuerdo con Netflix, que según rumores, estaría valorado en 112 millones de libras.