Sofía Suescun: “A veces la fama puede acarrear problemas psicológicos”

La navarra, ganadora de varios «realities» como «Gran Hermano» y «Supervivientes», triunfa como «influencer» y se forma para dar el paso a trabajar fuera de España

Sofía Suescun
Sofía SuescunInstagram

La navarra Sofía Suescun es con 25 años una de las reinas de los realities en España. Saltó a la fama por su participación en «Gran Hermano 16» y «Supervivientes 2018». Ganó los dos concursos y participó como tronista en el programa «Mujeres y hombres y viceversa». Ahora la seguiremos viendo en «Supervivientes 2021». Hablamos con ella de fama, concursos y sus planes para asentarse en un medio, la televisión, donde no está dispuesta a ser solo flor de concurso.

–¿Qué es la fama para ti?

–No todo es tan bonito como la gente puede creer. Ni es fácil ser consciente que al ser un personaje público todo el mundo puede opinar acerca de ti. Lógicamente a todo el mundo no vas a gustarle y creo que eso es lo primero que hay que tener claro. A muchas personas la fama les acarrea problemas psicológicos. Yo ya estoy curada de espanto.

–Ahora que está haciendo sus pinitos como «influencer» en las redes sociales (solo en Instagram supera el millón de seguidores), ¿en quién se mira?

–Nunca he tenido un referente concreto, pero me encanta ver y seguir el contenido de las más grandes. Estoy intentando crear mi propio estilo porque creo que ese es el secreto.

–¿De su paso por los «realities» qué cosas cambiaría la Sofía de 2021? ¿Se arrepiente de algún comportamiento?

–En general no me gusta sentir que podría haber hecho algo de otra forma. Siempre he pensado que lo que uno hace en un momento determinado es porque considera que es lo mejor. A partir de ahí debes asumir las consecuencias, ya sean buenas o malas.

–¿Para cuándo una vuelta al mundo de los concursos televisivos?

–Ahora mismo estoy súper contenta presentando «Aventura Extrema», en Miteleplus, creo que además de disfrutarlo me va a servir para aprender muchísimo. La experiencia me está ayudando a desenvolverme a la perfección de cara a los espectadores. Es un reto en el que me siento cómoda y feliz. Además ya llevo más de medio año en «Ya es medio día» y me encuentro muy cómoda entre grandes profesionales.

–¿Se puede hacer uno rico saliendo en «realities»?

–No. Hay mucha competencia y hay que trabajar muy duro para no ser un personaje efímero.

–Muchos jóvenes se miran en usted, ¿qué virtudes irradia?

–Me considero una persona muy natural que se acepta tal y como es, mostrando en todo momento su realidad.

–Cuál es su personaje preferido de «Supervivientes 2021»?

–A día de hoy no sé darte un nombre preferido pero sí que cuando comienzan los «realities» me posiciono siempre con los valientes. Valoro a la gente que hace y dice lo que ellos quieren, sin tratar de contentar a los demás concursantes o, lo peor de todo, tratar de quedar bien con el público.

–¿Qué planes de futuro tiene?

Profesionalmente mi intención es seguir formándome para intentar hacerlo cada vez mejor. Considero que para ser un buen profesional siempre tienes que estar aprendiendo. Por eso he hecho un curso para presentadores de televisión en la Escuela de Comunicación de Olga Marset y ahora estoy poniéndome las pilas con los idiomas. He empezado con el inglés, pero también quiero aprender italiano. He tenido propuestas para hacer cosas en televisión en el extranjero y quiero prepararme bien por si algún día me apetece probar suerte fuera de España. Nunca se sabe.

–¿Y en lo personal?

–Estoy muy centrada en la construcción de mi nueva casa, un sueño hecho realidad que acariciaba desde hace algún tiempo. Estoy muy ilusionada con todo el proceso. No le estoy poniendo ninguna pega a este 2021 que, de momento, viene cargado de bastantes oportunidades para mí.

–¿Cuál es su lema vital?

Trabajar mucho para conseguir mucho. Hay que ponerse metas en la vida y tratar de superarlas.