Libros

Tamara Falcó: «Soy una mujer luchadora»

Amadrinó ayer el libro «Familias sin filtro» a beneficio de los niños enfermos de cáncer

Tamara Falcó en la presentación del libro "Familias sin filtro" en Madrid
Tamara Falcó en la presentación del libro "Familias sin filtro" en MadridGTRES

Los niños con cáncer no necesitan un milagro, necesitan investigación. Con la pandemia se ha visto cómo si se unen los esfuerzos y los medios necesarios se aceleran los resultados. En menos de un año, la Covid tenía vacuna. Y ese es el objetivo del libro «Familias sin filtro», editado por la Fundación CEU a beneficio de El sueño de Vicky. Cuando Belén Lacalle le contó a Tamara Falcó el proyecto de Marieta Jaureguizar del CEU y de Laura García, la madre de Vicky, un bebé de dos años que fue al médico porque se le cerraba un párpado y que lo que tenía era un cáncer terminal por el que falleció tras dos años de lucha, Tamara dijo que sí inmediatamente.

El proyecto, en plena pandemia, consistía en unir los testimonios de quince mujeres en un libro pusieran en valor la fuerza de la familia. La hija de Isabel Preysler, con el corazón encogido, ya que ella perdió a su padre por el Covid y se emociona al recordarlo, escucha a Lacalle y acepta presentar el libro. Y como este karma de gente buena solo puede generar excelencia, el lugar escogido para que viera la luz el libro fue el Teatro Real, que horas antes de la presentación recibía el Oscar de la Lírica. De esta forma, la marquesa de Griñón contaba cómo gracias a su abuela materna, Beatriz, de 98 años, encontró la fe , y eso que nunca entendía por qué «Beba», como la llaman, se empeñaba en regalarles a todos sus nietos una misa en Navidad: «Gracias a ella y a su perseverancia tuve la suerte de convertirme. Soy muy afortunada y una mujer luchadora». Además, confiesa que, a pesar de desear formar su propia familia, aún es pronto para hablar de matrimonio con su novio Íñigo Onieva.

Testimonios reales

«Familias sin filtro: 15 preguntas para 15 mujeres» narra la historia de otras tantas normales con algo extraordinario e incide en la importancia que cada una le da al concepto de familia. Ellas se han enfrentado a distintas dificultades, la pérdida de un hijo, el cuidado de una hermana y una madre víctimas de un atentado de ETA o a un hijo con síndrome de Down, lo que han aceptado y ofrecido un sentido a sus vidas. Son los testimonios de Laura García, fundadora de El Sueño de Vicky; Susana Pérez, abogada y cocinera; Cristina Díaz, ex deportista de élite; Natalia de la Vega, propietaria de Tachabeauty; Carmen Osorio, periodista; Laura Alonso, dueña del Mentidero de la Villa; Virginia, hermana de Irene Villa; Soledad Alonso, fundadora de Algo con Jaime, por su hijo autista; Belén Junco, también periodista; Fabiola Arroyo, fundadora de la fundación Pepitamola, por su hija Pepita con síndrome de Down; Belén Cantalejo, periodista; Cristina Oria, cocinera; Teresa Lobo, maestra; Fiona Ferrer, empresaria, y Marian Rojas, psiquiatra.

La fundación CEU lleva editados en 85 años más de 300 obras. Todo lo recaudado por la venta del libro, cuyo precio de venta es de 25 euros, irá destinado a las dos líneas de investigación contra el cáncer infantil abiertas en el hospital Niño Jesús y a la Universidad de Navarra canalizadas por El sueño de Vicky, que en sus cuatro años de existencia lleva recaudados dos millones de euros para la investigación oncológica infantil y de la que se ha beneficiado también Andrea, que «se ha salvado. Para mí es un trozo de mi hija Vicky, –dice Marieta Jaureguizar–. Todo esto ha sido posible porque tenemos a ’'la jefa’' en el cielo».