Egos TV

La controvertida ruina de Concha Velasco...¿Quién miente?

Mientras la veterana actriz reconoce que ha pasado graves apuros económicos por culpa de la pandemia, su hijo mayor los desmiente. Pero...¿cuál es su verdadera situación económica?

GRAFCAV7256. BILBAO (ESPAÑA), 18/08/2021.- La actriz Concha Velasco posa frente al teatro Arriaga de Bilbao donde este miércoles ha presentado la obra "La habitación de María" en la que es protagonista. EFE/Javier Zorrilla.
GRAFCAV7256. BILBAO (ESPAÑA), 18/08/2021.- La actriz Concha Velasco posa frente al teatro Arriaga de Bilbao donde este miércoles ha presentado la obra "La habitación de María" en la que es protagonista. EFE/Javier Zorrilla. FOTO: Javier Zorrilla EFE

A sus 81 años continúa trabajando y aunque amenace con dejar de actuar cualquier día de estos, sigue en los escenarios con la misma pasión y entrega que cuando debutó bailando con diez años: “quizá sea la última que haga-dijo sobre su última obra, “La habitación de María”-No porque me vaya a morir ni porque tenga ninguna enfermedad, sino porque algún día lo tendría que dejar”. Pero ahí sigue, setenta años después, al pie del cañón y sin disfrutar de su merecida jubilación. ¿Vocación o necesidad económica?.

Tras el escándalo que ha supuesto la entrevista de Concha Velasco en la que aseguró que, en la pandemia, “tuve que vender mi cubertería para pagar la cuenta de la farmacia”, su hijo Manuel se ha apresurado a matizar sus declaraciones y negar su ruina. Manuel Martín Velasco, el mayor de los dos hijos que tuvo con Paco Marsó, y autor de la obra de teatro “La habitación de María”, el monólogo que protagoniza su madre, ha hablado con “El Español” sobre las finanzas de su madre.

Afortunadamente ella no tiene mayor problema económico, esa es su habitual forma de hablar, que puede malinterpretarse porque, por norma general, no son así las cosas como las cuenta. Tiene un estupendo contrato con La habitación de María, ...más sus puntuales apariciones televisivas también bien remuneradas- aseguraba el escritor dramático-Además, con lo trabajadora que ha sido toda su vida, lógicamente tiene una buena pensión, fruto de su esfuerzo y de sus numerosos años cotizados”.

El dramaturgo justificaba que su madre siguiera trabajando porque “quiere seguir entregándose a su público, que le devuelve su cariño y valora su dedicación, y así será mientras ella quiera y su salud se lo permita”. Pero, ¿cuál es su verdadera situación económica?

Sin casa en propiedad y trabajando a sus 81 años

Los dos últimos años han sido especialmente duros para la gran actriz vallisoletana. En octubre de 2020, cuando presentó junto a su hijo Manuel la obra, ya avanzó que esta podría ser su última función. Su salud, muy deteriorada desde que en 2012 se le diagnosticara un cáncer, que superó, le ha dado varios sustos en los últimos años. Entre sus achaques destacan sus problemas de vesícula, la grave peritonitis que padeció y la reciente operación de hernia que provocó que, el pasado mes de junio, cogiera la baja. Por suerte, ha esquivado el COVID aunque los efectos del virus han hecho mella en su economía.

La pandemia, que ha mantenido los teatros cerrados y los rodajes parados, ha dejado tiritando sus cuentas corrientes. Acostumbrada a salir de situaciones complicadas a nivel económico, Concha los afronta con resignación y trabajando: “Mientras pueda seguir trabajando, saldré de esta”. Los problemas económicos de Concha Velasco comenzaron cuando se vio abocada a vender su mansión en La Moraleja, para hacer frente a las deudas en las que había incurrido su marido, Paco Marsó. Pero a los desmanes económicos del fallecido se unieron las reclamaciones de Hacienda, que acabaron con su lujoso tren de vida para siempre.

BODA DE CONCHA VELASCO Y PACO MARSO EN 1977
BODA DE CONCHA VELASCO Y PACO MARSO EN 1977 FOTO: La Razón (Custom Credit) ©RADIALPRESS

El siglo XXI comenzó para ella con una deuda de 721.214 euros (120 millones de pesetas), correspondiente al IVA de los años 96, 97 y 98, que no hizo más que incrementarse con los años. Para hacerle frente, vendió su chalet de La Moraleja, y hace apenas dos años, en enero de 2019, tuvo que desprenderse del resto de sus propiedades: el piso que compró en el barrio de Sanchinarro de Madrid, la plaza de garaje y el coche, para trasladarse a vivir a un piso de alquiler.

Y es que a pesar de llevar casi 70 años trabajando, como bailarina, actriz, cantante y presentadora de televisión, la realidad de Concha Velasco es que no puede dejar la escena porque su pensión no le alcanza para mantener su ritmo de vida. Con una jubilación de mileurista, declaró hace unos años que su pensión no llegaba a los 1.200 euros, la actriz no podría hacer frente a los gastos del alquiler de su casa de Madrid y del día a día, por lo que no es de extrañar que se vea obligada a vender sus objetos personales, guardados en un guarda muebles, o sus joyas, para poder hacer frente a sus gastos.