Gente

Realeza

Las joyas que heredará la “reina Camilla”

Repasamos el joyero que ya luce Camilla Parker-Bowles y el que tendrá cuando sea coronada reina consorte

Camilla, duquesa de Cornwall
Camilla, duquesa de CornwallVICKIE FLORESAgencia EFE

A muchos parece haberles pillado por sorpresa el anuncio realizado por Isabel II esta semana sobre su aprobación, o incluso voluntad, de que Camilla Parker-Bowles, actual duquesa de Cornualles, pueda disfrutar del título de reina consorte. Esto sucedería, en todo caso, cuando el primogénito de la casa Windsor, Carlos, príncipe de Gales, accediera al trono, algo que conllevaría además el fallecimiento de la monarca, en vista de que no está por la labor de echarse a un lado como han hecho otros colegas suyos, como Juan Carlos I de España o Beatriz de los Países Bajos.

El paso del tiempo ha ido fortaleciendo la imagen de Camilla en el Reino Unido, una imagen que tuvo sus horas más bajas en los años 90 y que se fue recuperando con el paso del tiempo hasta conseguir al final contraer matrimonio con el príncipe Carlos en 2005. Eso sí, pese a todo, la historia de la pareja sigue teniendo partidarios y detractores. A la duquesa de Cornualles se le puede ver como la archienemiga de la princesa Diana o como la protagonista de una de las mayores historias de amor del siglo XX: ¿acaso lo suyo con Carlos no fue un romance que tuvo que hacer frente a todo tipo de impedimentos donde, al final, triunfó el amor? Acceder al trono acompañando a su marido sería el broche de oro para este cuento de princesas.

A los sorprendidos por el anuncio de Isabel II hay que objetarles que no han estado muy atentos a los gestos que ha ido teniendo la soberana con Camila. Desde hace tiempo, sobre la mujer de Carlos de Inglaterra aparecen algunas de las joyas más espectaculares de la monarquía británica, procedentes en su mayoría del testamento de la Reina Madre, lo que ya dejaba entrever que la duquesa iba ganando enteros en la cotización real. Entre las alhajas que se han convertido en un habitual en el joyero de Parker-Bowles se encuentra la que parece su favorita hasta la fecha, la espectacular tiara Greville, una de las piezas más valiosas de la colección. Diseñada por Boucheron en 1920 para Margaret Helen Greville, fue heredada tras su fallecimiento por la Reina Madre, que solicitó a Cartier un rediseño. Está valorada en más de dos millones de euros. De esa misma colección, le hemos podido ver también con el collar de tres vueltas de diamantes, además de distintos broches y pendientes que proceden de la madre de Isabel II.

Camilla, por su parte, ha ido incorporando a la colección real algunas piezas, como los chocker de perlas que posee y algunos regalos que ha recibido, como los tres collares de esmeraldas, rubíes y zafiros que le entregaron en 2006 en una visita a Arabia Saudí.

La reina Isabel II con un tiara de diamantes y collar de perlas
La reina Isabel II con un tiara de diamantes y collar de perlaslarazonAgencia AP

Tiaras reservadas

Pese a todo, nada puede hacer sombra todavía a la colección de tiaras de Isabel II y que están reservadas para la soberana y su sucesora. Cuando Carlos acceda al trono, Camilla tendrá un sinfín de piezas donde elegir, algunas de ellas tan reconocibles como la tiara de las Niñas de Gran Bretaña e Irlanda, que perteneció a la Reina María, o la de aguamarinas de Brasil, un diseño que encargó la propia monarca para completar el juego de collar y pendientes que le había regalado el país americano en 1953 y que lució en la última visita de Estado de los Reyes Felipe VI y Letizia. La de rubíes de Birmania (otro encargo personal de la actual reina), la de la Gran Duquesa Vladimir, o el diseño de inspiración ruso creado por Garrard en 1888 para la reina Alejandra y que también es uno de los que más hemos podido ver en la cabeza de la reina británica. Toda estas son piezas de gran tamaño que se lucen en las ocasiones más reseñables, ya que la colección se completa con otros diseños menores, como la tiara de inspiración egipcia o la famosa Lover’s knot, vinculada con Lady Di y ahora con la duquesa de Cambridge, una opción que seguramente descarte Camilla.