Gente

Los sábados de Lomana: “Prefiero omóplatos a «lorzas»”

La Reina Letizia sale del Teatro Real
La Reina Letizia sale del Teatro Real FOTO: Raúl Terrel Europa Press

Un año más, Oviedo es la capital de España por una tarde en la que se concentran gran cantidad de personajes de la cultura y el arte con nuestra Familia Real en el Teatro Campoamor. Ese lugar me trae muchos recuerdos de mis primeras óperas durante la temporada a finales de septiembre, coincidiendo con las fiestas de San Mateo en la ciudad, era el final de nuestro verano en Llanes, y yo me trasladaba unos días porque la ciudad era demasiado divertida, cuando digo demasiado es porque no dábamos abasto para tanta fiesta y lugares estupendos donde ir. La Ópera era uno de ellos, con los bailes después de la función en el Club de Tenis.

El lunes se estrenó en Madrid la temporada de ópera con una espectacular «Aida». Hace muchos años que no veía una producción y puesta en escena tan impresionantes, ahora se cuenta con medios a través de la informática tan increíbles que parece que estés en el Templo de Abu Simbel en Egipto durante la época de Ramsés II. El ambiente de personalidades en el Teatro Real no podía ser mejor, estaba el «todo Madrid» de la política, la empresa, el arte y la sociedad. En un momento anunciaron que llegaban los Reyes, los que estábamos esperándoles en el hall hicimos pasillo aplaudiendo a su llegada. Estaban guapísimos los dos, tenemos una pareja real difícil de mejorar físicamente. Se escuchan frases de admiración a la Reina y a su vestido, también de asombro por su escote en la espalda francamente bonito pero, sí, había un pero, para la mayoría, y eran los enormes omóplatos que sobresalían en la espalda, probablemente producto de su delgadez y entrenamiento físico.

Personalmente, me parece mejor mucho más eso que tener lorzas a los lados de la espalda, y también nos demuestra que tenemos una Reina con una disciplina espartana, que debe seguir un entrenamiento diario de por lo menos dos horas y una alimentación estricta que solo de pensarlo me deprimo. Para mí, que adoro disfrutar de la vida y comer bien, sería un martirio llevar ese control, más que en la comida, en el entrenamiento... Yo sigo las teorías de mi abuela de que no había que gastarse y creo que tenía mucha razón. Dejando el tema omóplatos a un lado, Doña Letizia estaba guapísima y el vestido que llevaba de una marca española, que solo cuesta 150 euros, era una preciosidad; fue la misma marca que vistió a la Princesa de Asturias para los Princesa de Gerona en azul claro.

Esta semana ha sido mi debut en el nuevo programa de tarde de Antena 3 que presenta Sonsoles Ónega. Ella está arrolladora y con mucho encanto, lo hace fenomenal, pero creo que al formato hay que darle una vuelta, no se puede pretender en una hora pasar todos los vídeos y noticias que, ya por otra parte, se han visto en otras cadenas, incluso en la misma Antena3 por la mañana. Estoy segura de que todo se irá centrando y encontrando la justa medida. De todas formas, está teniendo muy buena audiencia de momento.

Sentada en casa frente a la televisión estoy viendo salir a los Reyes del Hotel Reconquista, elegantísima y sobria Doña Letizia, vestido largo que nunca había llevado antes en los premios. La Princesa de Asturias y su hermana Sofía, en su línea, correctas y muy monas. Me emociona ver mi querido Oviedo. A la Reina se la nota feliz en su tierra. Doña Sofía, elegantísima. Algo maravilloso es escuchar el Himno Nacional con gaita. En las bodas de mi familia en Llanes siempre lo hicimos. Feliz fin de semana.