MENÚ
jueves 24 enero 2019
00:58
Actualizado

Las hormigas vencen a los elefantes

Las hormigas diminutas resultan ser los mejores guardaespaldas de las acacias frente a estos mamíferos. La larga trompa del elefante es su talón de Aquiles

  • Las hormigas vencen a los elefantes
    Las hormigas vencen a los elefantes
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

02 de septiembre de 2010. 17:56h

Comentada
Madrid. 2/9/2010

El tamaño no siempre importa. Un informe publicado en «Current Biology» demuestra que las hormigas pueden ser la mejor defensa de algunos árboles contra los elefantes. Sin estos insectos, las acacias en zonas en las que hay mucho tránsito de elefantes, son duramente golpeados.

«Esta historia es realmente como la de David y Goliat. Las hormigas se enfrentan a estos enormes herbívoros, protegen los árboles y tienen un impacto sobre los ecosistemas en los que viven», dijo Todd Palmer, del Centro de Investigación Mpala, en Kenia, y la Universidad de Florida. «Como dijo el famoso biólogo E. O. Wilson, «es un ejemplo más de cómo las pequeñas cosas manejan el mundo»».

Los resultados indican que las hormigas diminutas son los principales actores del ecosistema de la sabana africana, de acuerdo con Palmer y su colega Jacob Goheen , de la Universidad de Wyoming, en Estados Unidos.

Goheen y Palmer se toparon con el hallazgo después de notar que una especie de acacia (Acacia drepanolobium), que alberga hormigas guardianes, no parecía ser molestada por los elefantes. «Pensamos que era realmente interesante, porque a menudo vemos a elefantes alimentándose de especies de árboles que no son alimento de las hormigas», dijo Palmer. «De hecho, el número de elefantes en la meseta central de Kenia ha crecido tanto en los últimos años que hemos detectado muchos árboles dañados gravemente por los elefantes».

Para investigarlo, los científicos probaron si los elefantes se comerían las acacias si éstas fueran despojadas de las hormigas. Y el resultado fue que sí. De hecho, en ausencia de estos insectos, a los elefantes les gusta comer las plantas habitualmente habitadas por hormigas tanto como sus árboles favoritos. Por el contrario, «cuando en cualquiera de las especies de árboles analizadas había hormigas, los elefantes evitaban esos árboles como un niño evita el brócoli», afirmó Palmer.

Cuando las hormigas fueron retiradas de las acacias en su medio natural de la sabana africana, los elefantes hicieron mucho más daño que de otra manera en el transcurso de un año. «Tuvimos que resolver el enigma de cómo unos insectos que pesan tan sólo cinco miligramos cada uno pueden imponerse a los elefantes», relató Palmer.

Al parecer, la larga trompa del elefante es su talón de Aquiles. La parte exterior de la trompa puede ser dura, pero el interior es extremadamente sensible y cargado de terminaciones nerviosas. «Parece que a los elefantes simplemente no les gusta la presencia de las hormigas pululando por el interior de sus trompas, y puedo decir que lo entiendo», agregó Palmer.

Las jirafas ganan a las hormigas
En cambio, las hormigas no ofrecen mucha protección contra las jirafas, que simplemente apartan las hormigas con su larga y dura lengua.

Según los investigadores, las altas densidades de elefantes son suficientes para convertir las áreas boscosas en pastizales. Las hormigas podrían impedir que se produzca este cambio a largo plazo en las sabanas.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs