Francia exige a ETA la disolución incondicional

Madrid- Hubo buena sintonía. El ministro del Interior, Jorge Fernández, se reunió ayer con su homólogo francés, Manuel Valls, previo a la reunión del G-6 de ministros del Interior que tiene lugar en Múnich (Alemania) para contrastar posturas sobre la lucha contra ETA. El catalán sirvió para romper el hielo ya que el ministro francés, originario de Barcelona, se entendió con el ministro Fernández en esta lengua y en castellano. Manuel Valls, el nuevo ministro del Interior francés del Gobierno de Hollande, anunció que apoya «todas las políticas de España» en la lucha contra ETA al tiempo que ha pedido a la banda su «disolución incondicional», según informaron fuentes ministeriales.

Visita a Madrid
Valls hizo declaraciones en una rueda de prensa posterior a la Cumbre del G-6 integrado por los ministros del Interior de los principales países europeos celebrada en la capital bávara donde ha garantizado la colaboración de Francia en la lucha antiterrorista. Asimismo anunció que la semana que viene visitará Madrid para reunirse con su homólogo español Jorge Fernández Díaz, quien agradeció «enormemente» a Francia la colaboración del nuevo Gobierno, al tiempo que garantizó que esa sintonía es mutua en materia de Interior.

Ambos ministros exigieron ayer en Múnich la disolución incondicional de ETA y garantizaron la continuidad de la estrecha colaboración entre ambos países en la lucha contra el terrorismo. «Lo que le pide y exige el Gobierno de España a ETA es lo que ha pedido ya el Congreso de los Diputados: su disolución incondicional». En la misma línea, el ministro francés subrayó que «la disolución de esta organización terrorista evidentemente es una condición "sine qua non"», al tiempo que destacó «la voluntad» de ambos países de «mantener un estrecho acercamiento» en todo lo que concierne a la lucha antiterrorista.

Fernández destacó que la política penitencia de reinserción individual en el marco de la ley «no va a cambiar mientras la banda terrorista no se disuelva». En el mismo sentido, el titular de Interior recalcó que «no va a haber negociación con ETA, la reinserción solo se puede hacer de los presos etarras que lo deseen individualmente, no de forma colectiva y en el marco de la ley». Por su parte, Valls calificó la cooperación entre España y Francia de «ejemplar, sin lugar a dudas» y subrayó la necesidad de «darle continuidad, desarrollarla y fortalecerla» en muchos ámbitos, informa Efe.

Entre los temas que se abordan en la reunión del G-6 en la ciudad alemana destacaron la cooperación en la lucha contra el terrorismo y la inmigración ilegal, incluido el registro de las entradas y salidas de los terceros países.

 

Asuntos comunes
- España y Francia mantienen una estrecha colaboración para acabar con ETA y esa colaboración seguirá con el nuevo Ejecutivo galo.
- El control de la frontera pirenaica, por donde entra a España gran parte de la inmigración ilegal es un punto fijo en la agenda bilateral.
- La participación de París y Madrid en la Gendarmería Europea, con unidades de gendarmes franceses y la Guardia Civil entra dentro de la agenda bilateral y de cara a la Unión Europea.