MENÚ
domingo 21 abril 2019
18:39
Actualizado

Presidente del grupo parlamentario del PSC

Joaquim Nadal: «A los alcaldes del PSC les costará ganar sólo con el voto de las siglas»

«Tura se veía en las quinielas de casi todo y nunca completaba nada. Su ambición era previsible»

  • Joaquim Nadal: «A los alcaldes del PSC les costará ganar sólo con el voto de las siglas»
    Joaquim Nadal: «A los alcaldes del PSC les costará ganar sólo con el voto de las siglas»

Tiempo de lectura 5 min.

23 de enero de 2011. 02:38h

Comentada
23/1/2011

BARCELONA – Usted ha manifestado que está «dispuesto» a ser líder del PSC. ¿Lo mantiene?
– Hombre, yo ya me siento líder del PSC en muchos aspectos.

– Me refiero a la posibilidad de convertirse en el primer secretario del PSC.
– Lo único que quiero que quede claro es que no digo que no. No me postulo, no doy un paso adelante.

– Tampoco lo da atrás.
– Tampoco, claro que no. No lo doy atrás y creo que no se entendería que lo hiciera. He dado un paso adelante para volver a ser una cosa que ya fui entre 1995 y 1999, que es presidente del grupo parlamentario del PSC, y eso quiere decir que estoy dispuesto a todo. Ahora bien, si es que hubiera un proceso interno en el PSC que me llevara a la posibilidad de ser primer secretario, vista la trayectoria que llevo y la edad que tengo, 62 años, todo el mundo tendrá muy claro que no habrá sido por ambición personal.

– ¿Usted es de los dirigentes del PSC que celebra que haya primarias entre Tura y Hereu para ser alcaldable?
– Ha sido una muy buena noticia que haya primarias en Barcelona. Estábamos instalados en una situación que no era buena para nadie. Todos nuestros sensores detectaban motivos de preocupación y la posibilidad de celebrar unas primarias en Barcelona ha sido un revulsivo bien recibido por todo el mundo.

– ¿Usted ha animado a Montserrat Tura a presentarse?
– No, la verdad es que no. Sí que he detectado en ella la preocupación personal –que creo que ha expresado en público– de verse siempre en las quinielas de casi todo y de no completar nunca nada. Por tanto, esta ambición legítima de concurrir a las primarias era bastante previsible.

–Usted milita en Girona y no puede votar en estas primarias, pero si pudiera ¿a quién votaría?
– Como no puedo votar, no puedo votar. Y, además, debo mantener la neutralidad exquisita que se nos reclama a los miembros de la dirección del PSC.

–El PSC está en un proceso de reconstrucción y esperando nuevos liderazgos. ¿Cuándo deben emerger? ¿En las municipales?
– La prioridad máxima del PSC ahora es que, visto que nuestra propuesta en las pasadas elecciones autonómicas no fue bien recibida por muchos sectores de la población de Cataluña, hay que construir un proyecto que se adapte a las condiciones de una sociedad moderna y avanzada. Quiero decir que la modernización de la forma de hacer política del PSC es más importante que los liderazgos.

– ¿Y eso cómo se consigue?
– De muchas maneras, pero siempre teniendo claro que el PSC debe abrirse y conseguir peso social. De las municipales saldrán nuevos liderazgos, eso seguro, pero estos liderazgos dependerán de la capacidad de los candidatos del PSC de hacer ciudad a ciudad una especie de laboratorio de esta apertura a la sociedad que estamos proponiendo para el conjunto del PSC. Cada alcalde del PSC sabe que con sólo los votos de la organización estricta le costará ganar y que, en cambio, abriéndose a la transversalidad puede volver a ganar las elecciones.

– Constata, pues, que las siglas del PSC atraviesan un momento muy delicado.
– Es un momento muy delicado para el mundo, para España, para Cataluña, para las empresas y, como consecuencia, para los partidos que han asumido responsabilidades de gobierno. La recuperación del espacio social y político no se puede conseguir escondiendo la marca del PSC, sino revalorizándola. Nuestra marca es sólida en origen y la revalorización pasa por que la gente se mire la marca como un espacio de acogida amplio.

– ¿Entrarán nuevos alcaldes a la dirección del PSC tras las municipales?
– La ejecutiva del PSC ya está llena de alcaldes, aunque puede haber más, claro. También es posible –y estaría bien que fuera así– que los alcaldes cuyo liderazgo salga muy reforzado de las elecciones quieran asumir un liderazgo más amplio, eso sí, siempre que no dejen su compromiso con sus ciudadanos.

– ¿En este proceso de reconstrucción del PSC es imprescindible que el partido sea o parezca más catalanista?
– Es imprescindible que el PSC sea lo que es. Es imprescindible que la gente nos vea como catalanistas porque lo somos, es imprescindible la gente deje de hablar de dos almas dentro del PSC y es imprescindible que la gente no nos discuta nuestro catalanismo fundacional por cada problema interno que tenemos.
La oposición del PSC

– La Legislatura se inició con un pacto de PSC y CiU para facilitar la investidura de Mas. ¿El PSC puede ser un aliado estable de CiU en esta Legislatura?
– Como socio estable es muy difícil. Ahora bien, como proporcionador de acuerdos ocasionales en temas de interés general y en beneficio del país, puede ser.

–Esta semana se ha hablado mucho de la delicada situación financiera de la Generalitat. ¿Mas exagera?
– Exagera claramente. Creo que CiU ha dramatizado con la idea de que dentro de dos meses no habrá dinero cuando la verdad es que el dinero va llegando y, en este sentido, dramatizar excesivamente va en contra del mismo que dramatiza porque lo pone en una situación de mayor dificultad y esto es un error.

–¿Quiere decir con esto que la amenaza del Gobierno de limitar la emisión de deuda de la Generalitat es gratuita?
– Gratuita e incluso extemporánea. El l déficit del conjunto de las administraciones públicas es del 13 por ciento y un 9,5 corresponde al Estado. Por tanto, o antes se adelgaza el Estado o no conseguiremos los objetivos de déficit que marca la UE.


PERFIL
Siempre en primera línea
A Joaquim Nadal (Girona, 1948) le tocó tomar las riendas del grupo parlamentario del PSC después de la renuncia de José Montilla. Él fue quien le propuso y pocos, muy pocos, discutieron que era la mejor decisión en ese momento. Nadal lleva en primera línea política desde hace más de 30 años y nada hace pensar que vaya a abandonarla. Él mismo lo aclara: «Estoy dispuesto a todo». Sobran las interpretaciones.

Últimas noticias